Moteles para cuarentenas por coronavirus provocan temor en EEUU

Un plan para habilitar "moteles de cuarentena" en el estado de Washington, epicentro del coronavirus en Estados Unidos, ha enfurecido a residentes temerosos de verse expuestos.

Más de la mitad de las muertes por la pandemia en el país se registraron en el condado de King: hasta el lunes se reportaron 43 fallecimientos en esta región del noroeste del país que abarca la ciudad de Seattle.

El estado impuso medidas como el cierre de bares, restaurantes, gimnasios y museos, para evitar la propagación del virus, en tanto busca ubicar en cuatro moteles que compró a quienes no tienen cómo cumplir su cuarentena.

Eso incluye a personas sin techo o con enfermedades mentales, así como aquellos que viven en residencias multigeneracionales, temerosos de contagiar a sus parientes ancianos.

La medida busca aliviar la carga de los hospitales, a medida que los fondos aumentan para combatir la pandemia.

Pero Maddy Clemons, que trabaja en un café al frente de uno de los moteles, dijo que temía ahora llevar el virus a su casa, y a su hija de dos años, si un cliente se lo pasaba.

"Me preocupa que [los residentes] puedan salir del motel y venir para acá a tomar un café", aseguró la mujer, que dijo haberse enterado del plan por televisión. "Estoy buscando un nuevo empleo, estoy muy preocupada".

Poco después de que el motel abriera, un indigente que aún no había recibido el resultado de su prueba de coronavirus, abandonó la propiedad, robó mercancía de una tienda de conveniencia 7-11 y se subió a un autobús público.

Dana Ralph, alcaldesa de Kent, donde se ubica el motel, reclamó mayor seguridad, incluida una valla física.

"Mis temores por esta instalación se han hecho realidad. Las cosas que predije que sucederían ahora han sucedido", escribió en Facebook.

El gobernador Jay Inslee trató de tranquilizar a los residentes.

"Es entendible que la gente esté ansiosa si una persona -que pór cierto no dio positivo- se va caminando" por el barrio, dijo el lunes.

"Pero esas no son las personas de las que hay que temer o preocuparse. Necesitas preocuparte por tu mejor amigo o tu familia", agregó.

Esas palabras no fueron suficientes para calmar a dos empleados de un restaurante de la cadena Denny's, ubicado frente al motel.

"Si me enfermo, demando", lanzó uno de ellos, que pidió no ser identificado.

- ¿Racista? -

La cuarentena en estos moteles es voluntaria. Los residentes recibirán alimentos y serán controlados por profesionales de la salud.

Aunque tiene capacidad para 85 pacientes, el motel de Kent estaba vacío este lunes. Las autoridades advierten que el virus podría no llegar a su punto máximo sino hasta dentro de ocho semanas.

El director de Comunicaciones del condado de King, Alex Fryer, dijo que la propiedad fue comprada por varias razones: cada habitación tiene ventilación separada, las puertas están abiertas al exterior, y estaba a la venta cuando la crisis comenzó a escalar.

Pero la compra de emergencia fue polémica desde el principio: la alcaldesa Ralph demandó al condado. Perdió.

Treasure Nazario, 27, que normalmente compra en el 7-11 que fue robado, tachó el hotel de "sospechoso".

"Tengo cuatro niños, un bebé. Da miedo, parece turbio".

Inslee ha pedido a la gente que tenga una actitud "sensata, con espíritu comunitario" hacia estos lugares.

Pero que uno de los moteles esté en White Center, una ciudad con una alta población asiática y latina, y que está bastante lejos del epicentro del brote, hace pensar a sus vecinos que la decisión es racista.

"¿Por qué lo pondrían dentro de nuestro barrio entre tantas escuelas y hogares?", preguntó Isabelle Kihano en una reunión del condado.

La comisionada de King, Jeanne Kohl-Welles, dijo que "no había tiempo" para una revisión detallada.

"La velocidad es clave" indicó. "Tenemos una crisis sin precedentes".

str-amz/jt/yow

MAS NOTICIAS