Las ceremonias de la llama olímpica para los Juegos se reducen en Japón debido a la pandemia

Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio anunciaron el martes que habían decidido reducir las ceremonias y festividades de relevo de la llama olímpica, cuya salida está prevista el 26 de marzo en la región de Fukushima.

La "gran salida" del relevo desde la región de Fukushima (noreste) se hará sin espectadores, "para evitar propagar las infecciones", anunció a la prensa el director ejecutivo del comité de organización de Tokio-2020, Toshiro Muto.

El recorrido por todas las regiones de Japón sigue siendo el mismo y los espectadores podrán asistir a los relevos de la llama, pero las ceremonias de salida y llegada se realizarán sin público, explicaron los organizadores en un comunicado.

Las ceremonias de acogida por las municipalidades serán anuladas.

"Es algo que nos rompe el corazón", declaró Muto sobre el conjunto de estas restricciones.

Los organizadores piden por otra parte a todo espectador que no se sienta bien que no asista al relevo desde el borde de la carretera.

La temperatura de los relevistas será medida y los que tengan fiebre serán impedidos de correr.

Estas decisiones llegan en un contexto de muchas dudas sobre el plan de mantener los Juegos Olímpicos de Tokio en julio y agosto, debido a la gran cantidad de competiciones deportivas que han sido anuladas a través del mundo, así como pruebas de calificación para los Juegos, debido a la pandemia de coronavirus.

- Interrupción en Grecia -

Por primera vez desde 1984, la llama olímpica fue alumbrada el jueves pasado en ausencia de espectadores en el antiguo sitio de griego de Olimpia, debido al riesgo de propagación del coronavirus.

El relevo de la llama en Grecia fue después interrumpido al día siguiente, debido a la gran afluencia de espectadores en Esparta, pese a las recomendaciones repetidas al público de no reunirse.

"Eviten formar multitudes", pidieron los organizadores en Japón, advirtiendo que el programa del relevo podría ser modificado en caso de "congestión excesiva".

La llama olímpica debe llegar el viernes a Japón en la región de Miyagi (noreste del país).

Muto reafirmó este martes que los Juegos Olímpicos serían organizados "como estaba previsto" en Tokio en julio y agosto, admitiendo que la situación "cambia de hora en hora".

Al mismo tiempo, uno de los dos vicepresidentes del Comité Olímpico Japonés, Kozo Tashima, por otra parte presidente de la Federación Japonesa de Fútbol (JFA), anunció este martes haber dado positivo al nuevo coronavirus.

En un comunicado, Tashima explicó haber viajado por Europa y después por Estados Unidos entre el 28 de febrero y el 8 de marzo por razones profesionales, habiendo asistido a reuniones de la UEFA a principios de marzo en Ámsterdam.

"En Ámsterdam y en Europa a principios de marzo, el nivel nerviosismo con respecto al nuevo coronavirus no era el mismo que ahora. Todo el mundo se abrazaba todavía, se daba la mano o se besaba", explicó Tashima.

hih-uh/bl-psr

MAS NOTICIAS