Costa Rica impide entrada de extranjeros y suspende clases por coronavirus

Costa Rica impedirá la entrada de extranjeros y suspenderá las clases en todos los centros educativos a partir del martes para contener la propagación del nuevo coronavirus, decretó este lunes el presidente, Carlos Alvarado.

El mandatario también declaró el estado de emergencia para permitir al gobierno agilizar la movilización de recursos para atender la emergencia provocada por el coronavirus, que dejó 41 casos en el país.

"Adoptamos estas medidas para protegernos, es tiempo de unirnos como país para salir adelante", declaró Alvarado en conferencia de prensa junto a miembros de su gabinete.

La suspensión de entrada al país para extranjeros regirá desde la medianoche del martes hasta el final del día 12 de abril, y se aplicará a quienes ingresen por aire, tierra y mar.

Los costarricenses y extranjeros residentes en el país podrán ingresar, pero deberán realizar un aislamiento preventivo por 14 días.

La medida es un golpe para el país centroamericano, cuya economía depende en gran parte del turismo y recibe a unos tres millones de visitantes extranjeros cada año.

Por otro lado, el Banco Central anunció una baja en su tasa de política monetaria, del 2,25% al 1,25%, para provocar una reducción en el costo del crédito de los bancos comerciales, una medida para compensar el impacto económico del coronavirus.

Alvarado anunció también la suspensión de lecciones en centros educativos públicos y privados a partir del 17 de marzo, con una vuelta a clase prevista para el 13 de abril.

El calendario escolar fue extendido al 23 de diciembre para compensar el tiempo de suspensión.

"Estas medidas buscan, con toda responsabilidad, que no se transmita el virus en poco tiempo", dijo el ministro de Salud, Daniel Salas. "No vamos a detener el virus, queremos reducir su propagación", agregó.

El ministro ordenó la víspera el cierre de bares, discotecas y casinos, mientras que los restaurantes y salas de cine podrán operar a un tope de 50% de su capacidad.

En tanto, la dirigencia deportiva estudia la suspensión del campeonato de fútbol, que se realiza actualmente a puerta cerrada como parte de las acciones para evitar aglomeraciones.

De los 41 casos de coronavirus en Costa Rica, seis corresponden a extranjeros.

mas/gma

MAS NOTICIAS