Pese al paro deportivo en EEUU, los despachos de la NFL sacan humo

A pesar del parón de las otras ligas estadounidenses y la gran incertidumbre que genera el nuevo coronavirus, los despachos del football americano trabajan frenéticamente con traspasos, renovaciones y pronósticos acerca del futuro de la gran estrella Tom Brady.

La emergencia nacional por la pandemia ha encontrado a los jugadores de la NFL en periodo de vacaciones desde el Superbowl de febrero, a diferencia de los de la NBA y NHL (hockey sobre hielo), a quienes ha cortado en seco la temporada regular.

La NFL tuvo que suspender este lunes todas las actividades con público que se celebran en el marco de su draft anual, al que suelen acudir miles de personas, pero confirmó que el evento se celebrará como estaba previsto entre el 23 y el 25 de abril en las Vegas.

Mientras la mayoría de ligas y torneos están en 'stand by', a la espera de observar el alcance de la pandemia, la actividad en las oficinas de la NFL se ha acelerado este lunes con decenas de movimientos en sus franquicias, solo un día después de que los jugadores aceptaran el nuevo contrato marco ofrecido por la liga para los próximos 10 años.

- Calentando motores -

La NFL calienta los motores para el periodo de agencia libre que arranca el miércoles, cuya mayor incógnita por ahora es saber si Brady permanecerá en los New England Patriots o por primera vez en sus 20 años de carrera se pondrá la casaca de otro equipo.

Entre las transacciones más importantes de este lunes está el traspaso por parte de Houston Texans del talentoso DeAndre Hopkins, uno de los mejores alas abierta de la liga, y una cuarta ronda del draft 2020 a los Arizona Cardinals a cambio del corredor David Johnson, una segunda ronda de 2020 y una cuarta de 2021.

En las últimas horas diversos medios han reportado también las renovaciones de los mariscales de campo Ryan Tannehill, de los Tennesse Titans (118 millones de dólares por cuatro años), y Kirk Cousins, de los Minnesota Vikings (96 millones por tres años).

Los Titans también se aseguraron contar un año más con su corredor estrella Derrick Henry al colocarle la etiqueta de jugador franquicia, lo mismo que hicieron los Cowboys con su mariscal de campo Dak Prescott.

Los Cowboys, que así evitan que otros equipos negocien con Prescott (26 años), informaron que le abonarán unos 33 millones de dólares por la próxima temporada, en la que tratarán de firmarle un contrato a largo plazo.

El mariscal de campo mejor pagado de la NFL por ahora es Russell Wilson (Seattle Seahawks), con 35 millones anuales, pero esta cifra podría ser superada si los Kansas City Chiefs, actuales campeones de la NFL, logran convencer a Patrick Mahomes para firmar una extensión a largo plazo.

A sus 24 años, Mahomes es visto como el gran favorito para sustituir a Brady como gran ícono del football americano en los próximos años. Sin embargo, a sus 42 años el todavía líder de los Patriots está decidido a extender al menos una temporada más su carrera en búsqueda de su séptimo título.

La duda es saber si el californiano seguirá a las órdenes de Bill Belichick o por primera vez acepta la oferta de otra franquicia, con los Tampa Bay Buccaneers, Las Vegas Raiders y Los Angeles Chargers en la baraja de candidatos.

gbv/ma

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos