El 'cierre' de la UE y otras medidas comunes para contener el coronavirus

La Comisión Europea propuso este lunes restringir los viajes "no esenciales" en la Unión Europea (UE), la última de una serie de medidas comunes para limitar las consecuencias económicas y humanas del nuevo coronavirus.

Europa es, según la Organización Mundial de la Salud, el nuevo epicentro del COVID-19, que ya ha causado más de 7.000 muertos en el planeta. Entre los países más afectados en el mundo, se encuentran los europeos Italia, España y Francia.

La crisis desatada por el coronavirus, que comenzó en China en diciembre, podría hacer que la economía de la UE caiga en recesión en 2020, después de haber consolidado su crecimiento tras al crash financiero de 2008 y la posterior crisis de la deuda.

A continuación, las principales medidas adoptadas por la UE en su respuesta común:

- Limitar viajes "no esenciales" -

La titular de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció que propondrá el martes a los 27 mandatarios del bloque prohibir durante 30 días los viajes "no esenciales" a la UE.

Sin embargo, antes de su estudio por los líderes, el presidente francés, Emmanuel Macron, avanzó que su entrada en vigor sería el "martes a mediodía".

Esta propuesta, que incluye algunas excepciones como los residentes de larga duración, los familiares de ciudadanos europeos o personal sanitario, se aplicará durante 30 días prorrogables.

Para ser "efectiva", Bruselas espera que tanto los 27 países de la UE como Noruega, Suiza, Liechtenstein e Islandia, que son miembros del espacio de libre circulación europeo Schengen, apliquen la medida.

A nivel interno, la Comisión llamó a coordinar la reintroducción de controles fronterizos entre países del bloque y a mantener la libre circulación de mercancías para evitar la escasez de alimentos y de equipamiento médico.

- Millonaria "iniciativa" -

La Iniciativa de Inversión de Respuesta al Coronavirus de la Comisión prevé lograr hasta 35.000 millones de euros para sostener los países y sectores más afectados.

La base de la propuesta son 8.000 millones de euros de fondos de cohesión no utilizados y que se destinarían a sistemas de salud, pequeñas empresas y sectores vulnerables.

A partir de ese monto, cuyo cambio de uso deben aprobar los países del bloque y la Eurocámara, Bruselas espera que se movilicen 35.000 millones de euros en total.

Bruselas inyectará también 1.000 millones de euros de liquidez desde el Fondo Europeo de Inversiones para ayudar a las pymes y movilizará 800 millones del Fondo de Solidaridad para responder a las situaciones de crisis.

- Compras conjuntas -

La Comisión lanzó una licitación de compra conjunta de "equipos personales" y ahora examina las ofertas presentadas. Las primeras compras se esperan para abril.

El vocero de la Comisión Europea, Stefan De Keersmaecker, anunció este lunes el lanzamiento de otras dos compras conjuntas, una sobre respiradores artificiales y otra sobre equipos de pruebas de detección.

En paralelo, Bruselas conversa con los proveedores de equipos de protección para realizar un inventario sobre las reservas y aumentar la producción si fuera necesario.

- Fondos de investigación -

Von der Leyen anunció que la Comisión Europea movilizó 140 millones de euros en fondos públicos y privados para investigar sobre vacunas, diagnóstico y tratamiento.

Al menos 91 proyectos se presentaron a una convocatoria especial de enero del programa de investigación Horizonte 2020 dotada con 47,5 millones de euros. Se seleccionaron 17.

- Flexibilidad presupuestaria -

La Comisión propone flexibilizar las normas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PSC), que fija un límite del 3% del PIB en el déficit público de cada país.

Las partidas destinadas a luchar contra la propagación del coronavirus podrían quedar fuera del cómputo del déficit, algo que aliviaría especialmente a Italia.

Bruselas también busca flexibilizar la concesión de ayudas públicas a las empresas, especialmente las pymes, afectadas por la crisis.

El comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, evocó también la posibilidad de lanzar un programa de recuperación si se confirma la recesión.

- Liquidez -

El Banco Central Europeo, que mantuvo sin cambios sus tasas, comprará 120.000 millones de euros de deuda adicional este año, para paliar el impacto negativo del COVID-19.

El BCE modificó además las condiciones de su próximo programa de créditos a los bancos para apoyar a los sectores más afectados, como las pequeñas y medianas empresas.

- Tráfico aéreo -

Para apoyar la aviación, sector afectado por las cancelaciones, la Comisión flexibilizará las reglas sobre el cumplimiento de los horarios de aterrizaje y despegue, como reclamaron las aerolíneas.

En virtud de las reglas actuales de coordinación de franjas horarias, las aerolíneas deben operar al menos en el 80% de las franjas horarias asignadas, so pena de perderlas.

- Coordinación -

La Comisión mantiene reuniones diarias por videoconferencia con los ministros de Sanidad o de Interior del bloque para coordinar sus acciones.

tjc/af/mis

MAS NOTICIAS