Suben a 10 los casos de coronavirus en Venezuela, suspenden entrada de vuelos de Panamá y República Dominicana

Personas con mascarillas en Caracas, Venezuela, 13 marzo 2020. REUTERS/Carlos Jasso
Personas con mascarillas en Caracas, Venezuela, 13 marzo 2020. REUTERS/Carlos Jasso

CARACAS, 14 mar (Reuters) - Se elevaron a diez los casos confirmados de coronavirus en Venezuela, según informó el ministro de Información el sábado en la noche, por lo que el gobierno de esa nación extendió la suspensión de vuelos desde Panamá y República Dominicana y ordenó cuarentena obligatoria a todos los viajeros que llegaron en marzo desde Europa.

El viernes, el gobierno del presidente Nicolás Maduro, había anunciado los dos primeros casos de pacientes que dieron positivos al test del nuevo coronavirus en el país, ambos pasajeros de dos vuelos provenientes de España el 5 y 8 de marzo en la aerolínea Iberia.

El sábado otras ocho personas resultaron positivas entre más de 30 casos sospechosos que se sometieron a la prueba, apuntó el ministro de Información, Jorge Rodríguez, en la televisión estatal.

Seis de esos casos confirmados son personas que llegaron de España, Estados Unidos y la ciudad colombiana fronteriza de Cúcuta. Otros dos pacientes de los estados centrales de Apure y Cojedes se contagiaron en el país, detalló el funcionario.

Las autoridades venezolanas resolvieron extender la suspensión de vuelos internacionales, ahora desde Panamá y República Dominicana durante un mes a partir del sábado en la noche. La medida se suma a la prohibición de los vuelos provenientes de Colombia y Europa anunciada el viernes.

El ministro dijo que lo hacían para evitar que viajeros desde Europa optaran por hacer escalas para entrar al país.

Horas antes, la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, había ordenado una cuarentena a todas las personas que hayan ingresado al país en el mes de marzo provenientes de Europa. El viernes solo los pasajeros de los dos vuelos de Iberia debían quedarse en hogares o en hoteles.

"Si usted sabe de un amigo que llegó de Europa y lo ve por allí en la calle, dígale 'compañero, a su casa'", dijo la vicepresidenta.

La medida, obligatoria por dos semanas, intenta romper con la cadena de transmisión del virus y replica la de muchos países, que también han impuesto restricciones para viajeros de Europa, que se ha convertido en el epicentro actual de la pandemia.

CUARENTENAS REGIONALES

Maduro evalúa ordenar el domingo "cuarentenas colectivas" en regiones del país, adelantó el ministro de Información sin dar mayores detalles.

"La principal arma para combatir el coronavirus es quedarse en su casa", dijo Rodríguez.

El sábado diversas autoridades comenzaron a imponer el cierre de algunos parques públicos, clubes de playa y recreacionales en Caracas, como medidas adicionales a la suspensión de clases, cines y conciertos que impuso Maduro el viernes al declarar estado "de alarma nacional".

Funcionarios y militares insistían en la televisión estatal a los ciudadanos que usaran tapabocas al movilizarse, entrar al metro o acudir al principal aeropuerto del país, pese a que en varias farmacias de Caracas avisaban el sábado en carteles que "no hay mascarillas, alcohol o gel desinfectante". En otros comercios, vendían solo una unidad de cada producto por cliente.

Gremios médicos han alertado la debilidad de la red sanitaria del país y la falta de insumos mínimos y agua para atender a pacientes y minimizar la expansión del nuevo coronavirus.

Maduro sugirió el viernes a las familias fabricar tapabocas caseros y el canal estatal mostraba el sábado un tutorial para elaborarlos con toallas húmedas, al tiempo que las autoridades detuvieron a cinco personas acusadas de "acaparar" mascarillas.

Un grupo de actividades del partido de gobierno en una barriada pobre de la capital divulgaba un video en Twitter para mostrar como empezaron a producir mascarillas de tela, en las primeras horas de campaña sobre el coronavirus.

El país petrolero comenzó también a registrar largas colas para comprar alimentos y surtir de gasolina en varias de las principales ciudades, que de manera intermitente sufren por fallas en el suministro de luz y agua, dijeron testigos de Reuters.

"Estuve buscando comprar un tapabocas para protegerme (...)He conseguido en reventa y están muy caros. Con este sueldo no los puedo pagar y tengo miedo", dijo el sábado en la mañana Reniel Acosta, un vendedor en un supermercado de la populosa ciudad de Maracaibo.

(Reporte de Corina Pons en Caracas, Mariela Nava en Maracaibo, Anggy Polanco en San Cristóbal y Tibisay Romero en Valencia; con información adicional de Mayela Armas)

MAS NOTICIAS