Liberación de prisioneros talibanes en Arganistán "retrasada"

La liberación gradual y en varios meses de 5.000 prisioneros talibanes a cambio de una reducción significativa de la violencia, prevista para el sábado, se ha "retrasado", informó a la AFP el gobierno afgano, lo que posterga posibles conversaciones entre las dos partes sobre el futuro de Afganistán.

"Hemos recibido las listas de prisioneros a liberar. Estamos verificando estas listas. Esto llevará tiempo", explicó a la AFP Javid Faisal, portavoz del Consejo Nacional de Seguridad de Afganistán.

"Por eso se ha retrasado la liberación de los prisioneros", continuó. "Queremos la paz", aseguró, pero "también queremos garantías que no volverán a luchar".

La liberación de 5.000 prisioneros talibanes, a cambio de 1.000 miembros de las fuerzas afganas en manos de los insurgentes, es uno de los puntos claves del acuerdo firmado el 29 de febrero en Doha entre Washington y los rebeldes, pero no ratificado por el gobierno de Kabul.

Anuque el presidente afgano Ashraf Ghani siempre se había opuesto en nombre de la soberanía nacional, el miércoles firmó un decreto que sirvió de compromiso.

Como "gesto de buena voluntad", Ghani proponía la liberación de 1.500 prisioneros talibanes a partir del sábado, a un ritmo de unos 100 detenidos por día, con miras a entablar negociaciones con los insurgentes.

Los 3.500 detenidos restantes debían ser puestos en libertad durante varios meses, "a condición que la violencia disminuyera considerablemente".

Sin embargo, los insurgentes rechazaron la oferta el miércoles por la tarde, afirmando a través de uno de sus portavoces que "los 5.000 prisioneros deben ser liberados al mismo tiempo".

"Esto (deberá) suceder antes de las conversaciones interafganas", durante las cuales los insurgentes y Kabul deben negociar, junto con la oposición y la sociedad civil, sobre el futuro del país, prosiguió este portavoz, añadiendo que el menor cambio equivaldría a "una violación" del acuerdo de Doha.

En este texto, aprobado el martes por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, Washington, que trata de poner fin a la guerra más larga de su historia, prometió una retirada total de las fuerzas extranjeras de Afganistán en 14 meses, siempre que los rebeldes respeten los compromisos de seguridad y entablen un diálogo interafgano.

El diálogo debía comenzar el martes. Se aplazó de facto debido a la falta de acuerdo entre las dos partes sobre la liberación de los prisioneros.

emh-jf/ayv/mab/me

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos