La UE se moviliza para alejar el temor de una recesión por el coronavirus

La Comisión Europea prometió este viernes "flexibilidad" con el déficit de los países europeos, que multiplican los anuncios de gastos millonarios para mitigar el impacto humano y económico del coronavirus, cuando el fantasma de la recesión planea sobre el bloque.

"Haremos todo lo necesario para apoyar a los europeos y la economía europea", subrayó la titular de la Comisión, Ursula von der Leyen, al presentar las nuevas medidas de apoyo ante el COVID-19 que está afectando a importantes sectores, como el turismo.

El jueves, la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, advirtió que la pandemia provocará un "gran impacto" y criticó la "lentitud y la complacencia" de los países de la Eurozona para "asumir el desafío sanitario" y "limitar el impacto".

Los expertos de la institución monetaria prevén un crecimiento en 2020 de la zona euro del 0,8% del PIB, frente al 1,1% proyectado en diciembre, si bien estas previsiones no están actualizadas y fueron interrumpidas el 24 de febrero.

Sin embargo, la Comisión Europea fue más allá este viernes al avanzar una "muy probable" recesión tanto en los 27 países de la Unión Europea (UE) como en los 19 países que tienen el euro como moneda, antes de un "repunte sustancial" en 2021.

"El impacto es temporal, pero tenemos que trabajar juntos para garantizar que sea lo más corto y limitado posible", aseguró la presidenta del ejecutivo comunitario, para quien los países "deben sentirse cómodos para adoptar todas las medidas necesarias".

La Comisión propone la "máxima flexibilidad" prevista dentro del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PSC) y en el marco de las reglas sobre ayudas de Estado, unas medidas que deberán discutir el lunes los ministros de Finanzas de la zona euro.

Estas medidas podrían auxiliar a Italia, la tercera economía europea y el país más afectado por el coronavirus, que ya anunció 25.000 millones de euros para limitar el impacto económico pese a tener un déficit superior al pactado y una importante deuda.

El ministro italiano de Economía, Roberto Gualtieri, celebró la propuesta de Bruselas de "excluir del déficit todos los gastos relacionados con la emergencia" sanitaria, pero llamó a ir más lejos y "lanzar un fuerte estímulo presupuestario común".

Otros países también anunciaron millonarias inversiones para sostener sus sistemas de salud, mercado laboral, pymes y sectores vulnerables, como Alemania (550.000 millones de euros), y el BCE inyectará más liquidez a bancos y aumentará sus compras de deuda.

La Comisión Europea inyectará también 1.000 millones de euros de liquidez a los bancos desde el Fondo Europeo de Inversiones y propone destinar 37.000 millones de euros de la política de cohesión a la lucha contra el coronavirus, entre otras medidas.

- "Efecto dominó" -

Según el último balance del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), los casos de contagio en la UE, el Espacio Económico Europeo y el Reino Unido alcanzaron los 28.297, entre ellos 1.191 muertos.

Para luchar contra su propagación, los países de la UE adoptaron draconianas medidas como confinamientos, cierres de centros educativos o cierres de comercios y restaurantes, aunque la decisión más polémica ha sido el cierre de fronteras.

República Checa y Eslovaquia anunciaron el cierre casi total de sus fronteras a extranjeros, mientras que Polonia, Austria, Eslovenia y Hungría adoptaron restricciones de entrada o controles sanitarios, sobre todo desde Italia, el país más afectado.

"Ciertos controles pueden justificarse, pero la Organización Mundial de la Salud no considera que las prohibiciones generales de viaje sean las más eficaces", aseguró Von der Leyen, para quien cualquier medida debe ser "proporcionada".

La comisaria europea de Asuntos de Interior, Ylva Johansson, presentó este viernes a los ministros del ramo reunidos en Bruselas unas directrices para coordinar los controles y abrió la puerta a denegar la entrada a la UE de una persona que presente síntomas.

Von der Leyen criticó además las "medidas unilaterales" adoptadas por Francia y Alemania de retener en su territorio material de protección contra el coronavirus, ya que esto puede crear "un efecto dominó" en el mercado único europeo.

tjc/af

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos