El Pentágono advierte que "todas las opciones están sobre la mesa" después de ataque en Irak

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, advirtió el jueves que "todas las opciones están sobre la mesa", un día después de que ataques con cohetes contra una base militar en Irak dejara tres militares muertos: dos estadounidenses y un británico.

Esper le dijo a los periodistas que el presidente Donald Trump le había dado "la autoridad para hacer" lo necesario, cuando abordaron la situación el miércoles por la noche.

Esper culpó del ataque contra la base aérea de Taji a milicias chiitas respaldadas por Irán.

"Estamos bastante seguros de saber quién hizo esto", dijo, e insistió en que estaban "claramente apuntando a la coalición y las fuerzas asociadas en Taji".

El general Mark Milley, jefe del Estado Mayor estadounidense, dijo que 30 cohetes fueron disparados, 18 de los cuales alcanzaron la base. Además de los tres muertos, otros 14 miembros de la coalición resultaron heridos, cinco de los cuales estaban en estado grave, dijo

A las pocas horas del ataque, un bombardeo mató a más de dos docenas de combatientes aliados de Irán en la vecina Siria.

A fines de diciembre, después de que un contratista estadounidense muriera en un ataque similar con cohete, Estados Unidos tomó represalias respondiendo con un ataque aéreo que mató a 25 combatientes del grupo chiita iraquí Kataeb Hezbollah.

Días después, un ataque estadounidense con drones mató al comandante iraní Qasem Soleimani cerca del aeropuerto de Bagdad.

Irán lanzó luego sus propios ataques en una base iraquí occidental, dejando a docenas de tropas estadounidenses heridos.

"Permítanme ser claro, Estados Unidos no tolerará los ataques contra nuestra gente, nuestros intereses o nuestros aliados", dijo Esper. "Como hemos demostrado en los meses recientes, tomaremos las acciones necesarias para proteger nuestras fuerzas en Irak y la región", añadió.

sl/jm/bgs/ch/mps/gma

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos