Caída prolongada de producción de crudo de México complicaría potenciales recortes

Imagen de archivo. Vista general de la refinería de la estatal mexicana Pemex en Reynosa, estado Tamaulipas, México. 28 de febrero de 2020. REUTERS/Daniel Becerril
Imagen de archivo. Vista general de la refinería de la estatal mexicana Pemex en Reynosa, estado Tamaulipas, México. 28 de febrero de 2020. REUTERS/Daniel Becerril

Por David Alire Garcia

CIUDAD DE MÉXICO, 11 mar (Reuters) - La secretaria de Energía de México insinuó el miércoles la "disposición" del país de reducir la producción de petróleo en un intento por mantener los precios, pero no estaba claro si la probable restricción podría ir más allá de la caída del bombeo.

Los comentarios de Rocío Nahle se producen cuando los precios internacionales del crudo han caído bruscamente por una guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia.

La semana pasada, Arabia Saudita no logró asegurar el apoyo de Moscú para recortes de producción más profundos en una reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, conocida como OPEP +, por lo que redujo los precios de sus exportaciones.

"El precio de la mezcla mexicana (de exportación) se rige por la cotización internacional del petróleo. Todos los países productores en la pasada reunión del grupo OPEP-no OPEP manifestamos la disposición de ajustar un porcentaje para evitar la sobreproducción", escribió Nahle en Twitter.

"Estamos en comunicación permanente", agregó.

Su oficina se negó a hacer comentarios adicionales cuando se le pidió una aclaración más tarde el miércoles.

A principios de esta semana, el ministro de finanzas de México dijo a periodistas que diplomáticos mexicanos, junto con los de otros países, están listos para mediar en la disputa entre Arabia Saudita y Rusia.

Hace más de dos décadas, funcionarios mexicanos trabajaron detrás de escena para respaldar los precios internacionales.

Después de un año de diplomacia secreta en todo el mundo en 1998, Arabia Saudita y luego Venezuela fueron persuadidos de cerrar un trato por parte de México, que no pertenece a la OPEP, limando asperezas y provocando un aumento en el barril de crudo.

En ese momento, México tenía más espacio para maniobrar, ya que la producción de la petrolera estatal Pemex era de más de 3 millones de barriles por día (bpd), muy lejos de la producción actual, que ha venido cayendo desde 2004 para llegar a unos 1.7 millones de bpd.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, quien asumió el cargo a fines de 2018, se ha comprometido a aumentar la producción de Pemex.

La petrolera estatal sigue siendo responsable de casi toda la producción de petróleo de México a pesar de la presencia de varias docenas de productores extranjeros y privados.

Un exalto funcionario del gobierno, que habló con la condición de no ser nombrado debido a la delicadeza del tema, describió cualquier nuevo recorte voluntario como poco probable.

"Nuestra producción ha declinado bastante ya y probablemente lo siga haciendo. Es contribución suficiente", dijo.

Pero si el gobierno de López Obrador ofreciera un recorte modesto, el funcionario dijo que podría usarse para desviar la culpa por el declinante bombeo.

"Podría servir para decir que bajó la producción por el nuevo acuerdo de recortar y no por otras complicaciones", agregó.

En diciembre, una tabla de la OPEP que enumera los recortes de producción comprometidos por los productores que no pertenecen al cártel especificó un recorte de 18,000 bpd para México, pero no está claro si ese compromiso fue separado de la caída esperada en la producción.

La producción de crudo de Pemex en 2019 cayó en 135,000 bpd en comparación con el año anterior, según datos de la compañía.

(Editado por Diego Oré)

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos