Balaceras y vehículos incendiados en México por supuesta captura de capo, autoridades niegan detención

CIUDAD DE MÉXICO, 10 mar (Reuters) - Hombres armados bloquearon carreteras con vehículos incendiados y enfrentaron a balazos a fuerzas de seguridad el martes en la zona central de México por la supuesta detención del líder de un grupo criminal dedicado al robo de combustible, que fue desmentida más tarde por las autoridades.

Videos publicados en redes sociales mostraban grandes llamaradas saliendo de camiones de carga que bloqueaban algunas carreteras y vialidades en Celaya, en el estado Guanajuato, así como otros autos con vidrios rotos por disparos de arma de fuego, entre los que quedaron varados y expuestos muchos automovilistas.

Los ataques se atribuyen en redes sociales a miembros del grupo criminal Santa Rosa de Lima por la supuesta detención de su líder, José Yepez, alias "El Marro", quien estaría detrás de del robo masivo de gasolina a la petrolera estatal Pemex, delito que se ha convertido en un gran problema para la empresa, ya golpeada por una baja en el bombeo de crudo y una enorme deuda.

Las versiones sobre la detención de "El Marro" fueron desmentidos por autoridades locales y federales horas después horas de iniciados los ataques.

"Dicha información es falsa", escribió en su cuenta de Twitter el secretario de Guanajuato, Luis Ernesto Ayala, sobre la detención del "líder de un grupo criminal", sin mencionar a "El Marro".

La fiscalía mexicana dijo a Reuters que no estaba confirmada la detención.

La esposa de "El Marro" fue detenida en enero sólo para ser liberada unos días después luego de que un juez determinó que no había evidencia en su contra. La semana pasada, el padre de Yepez fue detenido de conducir un auto robado.

La violencia en Guanajuato sigue a sucesos similares en México en los últimos meses.

En enero, la detención del líder de una organización delictiva en el occidental estado mexicano Michoacán causó disturbios parecidos y en octubre, en el norteño estado Sinaloa, fuerzas de seguridad capturaron y posteriormente liberaron a un hijo de Joaquín "El Chapo", tras amenazas de integrantes del Cártel de Sinaloa de atacar a la población.

La liberación de Ovidio Guzmán marcó un gran revés en la estrategia de seguridad del presiente, Andrés Manuel López Obrador, quien tiene de frente la difícil tarea de pacificar al país, después de años de la violencia relacionada con el tráfico de drogas.

(Reporte de Lizbeth Díaz, editado por Adriana Barrera)

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos