Presidente tibetano en exilio pide a jefa ONU visitar Tíbet

DHARAMSALA, India (AP) — El presidente tibetano en exilio, Lobsang Sangay, exhortó el martes a la titular de derechos humanos de la ONU a visitar el Tíbet para examinar las violaciones a los derechos y presionar para que haya un acceso sin restricciones a la región controlada por China.

Sangay hizo la declaración cuando la Administración Central Tibetana, el gobierno en el exilio, conmemoró el martes el 61 aniversario del Día del Levantamiento Tibetano. El 10 de marzo de 1959, soldados chinos aplastaron un levantamiento en Lhasa, lo que forzó al Dalai Lama y más de 80.000 tibetanos a exiliarse en India y otros países.

El mes pasado, China anunció que la alta comisionada de derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet, visitará China este año.

Bachelet, expresidenta de Chile, ha presionado a China para que permita que funcionarios de la ONU investiguen reportes de desapariciones y detenciones arbitrarias, sobre todo de musulmanes en la región Xinjiang.

Sangay quiere que Bachelet agregue Tíbet a su itinerario.

“La exhortamos enfáticamente a que visite el Tíbet y presione a China para que haya un acceso sin restricciones para monitorear las condiciones de derechos humanos en deterioro en el Tíbet”, dijo.

“Si el gobierno chino alberga cualquier esperanza de que el Tíbet gradualmente pierda su ímpetu, queremos enviar un mensaje claro de que persistiremos. La valentía indomable de los tibetanos al interior del Tíbet continuará inspirando a quienes estamos en el exilio para fortalecer nuestro compromiso”, agregó.

Agregó que los tibetanos todavía quieren una autonomía genuina y que, para eso, “el gobierno chino debe retomar el diálogo con los enviados de su santidad el Dalai Lama”.

China no reconoce al gobierno tibetano en exilio y acusa al Dalai Lama de intentar separar al Tíbet de China.

Aproximadamente 140.000 tibetanos ahora viven en exilio, la mayoría en India. Más de 6 millones de tibetanos viven en la región del Tíbet.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos