Leipzig se pasea ante Tottenham hacia sus primeros cuartos de Champions

El Leipzig no dio opción al Tottenham, vigente subcampeón europeo, ante el que se impuso en su estadio por 3-0, este martes en la vuelta de octavos de la Champions, por lo que se clasificó por primera vez a cuartos, tras haber ganado por 1-0 en la ida.

Muy superior, el Leipzig dejó las cosas claras con dos goles de su capitán, el austriaco Marcel Sabitzer (10 y 22), que ponían la eliminatoria imposible para los Spurs de Jose Mourinho. En la recta final Emil Forsberg, que acababa de entrar por el doble goleador, hizo el definitivo 3-0 (87).

"Cometimos errores y fallos que analizamos en los partidos anteriores. A veces no tienes más que dar. No puedo pedirles más", admitió un abatido Mourinho.

"Ganó el mejor equipo, son fuertes físicamente, en intensidad, en el ritmo, a la contra... dominaron todos los duelos", añadió.

El aclamado entrenador portugués, de 57 años y ganador de la Liga de Campeones en 2004 con el Oporto y en 2010 con el Inter, perdió la batalla generacional con el prodigio de los banquillos Julian Nagelsmann, en cuartos de la Champions a sus 32 años.

- 'Actuación grandiosa y de mucha madurez' -

"Tenemos que pedir disculpas a nuestros fans, merecían más. Sabemos que no es una temporada fácil para ellos. Estamos en una mala situación y somos los únicos que podemos darle la vuelta", señaló el atacante de los Spurs Dele Alli.

En los dos primeros goles el Leipzig se aprovechó de la ineficacia defensiva del Tottenham. En el primero, tras un remate de Timo Werner, el propio internacional alemán cedió para Sabitzer, que acertó con un disparo cruzado que dobló las manos del arquero Hugo Lloris.

Tras un gol anulado por fuera de juego a Werner, el Leipzig continuó con su festival y logró el segundo.

En un cambio de juego el marfileño Serge Aurier no acertó a despejar de cabeza y el español Angeliño, un puñal por la izquierda, sirvió para que Sabitzer apareciera en el primer palo y marcara de cabeza ante un Lloris de nuevo demasiado blando. Fue su cuarto tanto en la actual Champions.

"Son momentos que tenemos que digerir. Es una noche para los libros de historia. Fue una actuación grandiosa y de mucha madurez. Pura emoción", dijo Sabitzer, motor del centro del campo local.

- Angeliño, un puñal en la izquierda -

Justo antes del descanso el defensa Eric Dier pudo provocar el tercero para su equipo en un mal despeje que rebotó en Patrik Schick. Esta vez sí, el capitán de la selección francesa Lloris exhibió reflejos.

El partido se fue a los vestuarios con el Tottenham necesitado de un milagro, tres goles, para volver a cuartos. Pero sin su capitán y líder ofensivo Harry Kane, ni tampoco el explosivo coreano Son Heung-min, no dispuso ni siquiera de ocasiones claras.

Mourinho, cuyo equipo no ganó ninguno de los tres partidos que disputó desde la ida de octavos, había optado por situar a los argentinos Erik Lamela y Giovani Lo Celso junto al brasileño Lucas Moura en una ambiciosa línea de mediapuntas por detrás de Dele Alli.

Pero el plan no funcionó ante un Leipzig bien colocado, firme en defensa y letal con metros por delante. En la segunda parte se limitó a gestionar a la perfección la situación.

Incluso tuvo tiempo para lograr el tercero, en un remate dentro del área de Forsberg tras un centro del incansable Angeliño.

Por primera vez en octavos, ahora el ambicioso proyecto del Leipzig, patrocinado por Red Bull y criticado por los defensores del fútbol tradicional germano, pisará de nuevo tierra desconocida. Ya puede presumir de ser uno de los ocho mejores equipos del continente.

cpb/jde/pm/mcd

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos