La amenaza del coronavirus acecha a EEUU y toca de cerca a Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este lunes que quiere tomar "medidas importantes" para hacer frente al nuevo coronavirus, en una jornada de grandes caídas en los mercados financieros y después de que legisladores expuestos a la infección anunciaran que estuvieron con el mandatario.

A pesar de eso, un portavoz de la Casa Blanca aseguró que "el presidente no se ha hecho el prueba del COVID-19 ya que no ha estado en contacto cercano y prolongado con un caso confirmado (...) no tiene ningún síntoma".

En total cinco legisladores -incluyendo a dos representantes republicanos que tuvieron contactos con Trump en los últimos días- se impusieron una cuarentena voluntaria después de haber estado expuestos al virus, pese a que no presentan síntomas.

Matt Gaetz, quien viajó con Trump el lunes, y Doug Collins, quien se reunió con el mandatario el viernes en Georgia, dijeron que decidieron aislarse luego de ser informados de que habían estado en contacto con una persona que dio positivo por el nuevo coronavirus durante la conferencia conservadora de CPAC, realizada el mes pasado cerca de Washington. Ninguno dijo tener síntomas del virus.

Pese a estos contactos, el mandatario republicano no quiso precisar si se había sometido a una prueba para detectar si era portador del virus, durante una rueda de prensa en la Casa Blanca para describir el plan de acción frente a la epidemia.

Después de que Trump partió sin dar detalles, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, dijo ignorar la respuesta.

"Sinceramente, no sé la respuesta a la pregunta, pero la remitiremos y le daremos una respuesta del médico de la Casa Blanca muy rápidamente", contestó el vicepresidente.

Consultado sobre si él mismo había sido examinado, Pence dijo: "No me hicieron la prueba del coronavirus".

- "Sorpresa" mundial -

Trump dijo que el coronavirus "sorprendió al mundo" y manifestó su intención de tomar "medidas importantes" para aliviar la economía estadounidense.

El mandatario señaló que su gobierno va a discutir con los congresistas "un posible recorte impositivo para las nóminas" salariales para hacer frente a los efectos económicos de la epidemia en la economía del país.

"Vamos a estar aquí mañana en la tarde para comunicarles sobre algunas medidas que vamos a tomar que serán importantes", señaló Trump.

Este lunes, los mercados bursátiles en Estados Unidos y en todo el planeta sufrieron fuertes pérdidas por la incertidumbre en torno el avance de la epidemia que ha infectado a un número mayor a 110.000 personas en el mundo, con más de 4.000 muertos, en 100 naciones y territorios, de acuerdo a un balance establecido por la AFP.

Trump invitó a los altos mandos de las instituciones financieras a la Casa Blanca para discutir la respuesta a la epidemia del COVID-19, indicaron a la AFP fuentes bancarias.

"Creo que lo hemos manejado muy bien", indicó Trump sobre la reacción del gobierno, en un momento en que la cifra de muertos en Estados Unidos trepa a al menos 26, y los casos confirmados suman unos 600.

El mandatario busca la reelección en los comicios presidenciales de noviembre, destacando habitualmente el desempeño de la economía y que el desempleo está en su nivel más bajo en 50 años, en torno al 3,5%.

- Legisladores en cuarentena -

La presidenta del la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, reconoció el lunes en una carta a sus correligionarios demócratas que "es evidente" que pronto serán necesarias nuevas medidas legislativas, dado que la epidemia se expande.

Pelosi añadió que es necesario "priorizar la salud y la seguridad de los trabajadores estadounidenses y sus familias sobre los intereses corporativos".

Nombrado hace solo unos días por Trump como jefe de personal, el republicano Mark Meadows anunció el lunes que se había puesto en cuarentena después de estar potencialmente en contacto con una persona que dio positivo por coronavirus. No tiene síntomas y el test salió negativo, pero lo hace por "precaución", dijo su portavoz.

El legislador Matt Gaetz anunció poco después de viajar en el avión presidencial con Trump, que había estado expuesto.

Su colega Doug Collin -que visitó el viernes con Trump la sede de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de Atlanta (Georgia), donde fueron informados sobre la extensión del virus- también anunció que se aislaría voluntariamente.

Una fotografía publicada por el diario Atlanta Constitution-Journal muestra el apretón de manos del legislador con el presidente al recibirlo en la Base de la Reserva Aérea Dobbins.

Gaetz y Collins estuvieron expuestos al coronavirus durante la gran conferencia conservadora CPAC, que tuvo lugar del 26 al 29 de febrero cerca de Washington. Trump y Pence también asistieron al foro.

Igualmente, se estuvieron presentes el senador de Texas y el excandidato presidencial de 2016 Ted Cruz, así como el legislador de Arizona Paul Gosar, quienes estrecharon la mano de la persona diagnosticada con el virus.

Ambos anunciaron el domingo por la noche que se someterían a una cuarentena voluntaria, aunque sin experimentar síntomas.

Otra congresista estadounidense, la demócrata de Carolina del Sur Julia Brownley, dijo que decidió trabajar de forma remota después de conocer a una persona portadora del virus "la semana pasada". También dijo no tener síntomas.

pmh-ad/lda-an/mls/dga

MAS NOTICIAS