Gobierno de Maduro: oposición montó amenaza contra Guaidó

CARACAS (AP) — Funcionarios venezolanos acusaron el jueves a personas del entorno de Juan Guaidó de haber contratado a un conocido criminal para apuntar un arma contra el líder opositor venezolano durante una reciente manifestación en el centro del país. La imagen del hombre apuntando a Guaidó quedó plasmada en una fotografía que generó condenas alrededor del mundo.

El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, dijo en un mensaje nacional televisivo que las autoridades arrestaron al supuesto pistolero y aseguró que el detenido hizo una confesión en la que directamente involucra a la oposición.

El mismo jueves, el legislador opositor Juan Pablo Guanipa rechazó los señalamientos de Rodríguez y dijo que intentaba “tapar la verdad”. Añadió que la oposición no tiene armas ni inventa sucesos, algo que dijo sí hace el gobierno.

En la supuesta confesión videograbada y presentada por Rodríguez, un hombre identificado como Clímaco Medina, alias “El Caracas”, dijo que intermediarios de Guaidó le pagaron 200 dólares para apuntar con un arma al líder opositor.

“Sacó un revólver, me lo dio” y “me dijo que tenía que apuntar a la gente, amedrentarla y apuntar a Guaidó”, dijo el hombre en la grabación presentada por el ministro.

El incidente ocurrió durante una manifestación encabezada el sábado por Guaidó para protestar contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro en la ciudad central de Barquisimeto. De acuerdo con cinco personas que estuvieron en la marcha y con las que habló The Associated Press el mismo sábado, cerca de 200 hombres armados y fuerzas de seguridad gubernamentales confrontaron a los manifestantes que apoyaban a Guaidó.

Guaidó tiene el respaldo de Estados Unidos y de más de 50 países que lo reconocen como el verdadero líder de Venezuela desde que en 2018 se reeligió Maduro tras una campaña que la oposición dice estuvo marcada por irregularidades.

Una fotografía proporcionada por el equipo de prensa de Guaidó y publicada por la AP muestras a un hombre encapuchado que apunta una pistola hacia un grupo de opositores, entre ellos el mismo Guaidó, a quien se ve mirando hacia esa persona.

La AP no estuvo presente en la manifestación y no pudo identificar de manera independiente al hombre que apunto el arma a Guaidó.

Una coalición de una docena de países, en su mayoría latinoamericanos incorporados al llamado Grupo de Lima, condenaron el incidente y lo calificaron de una violación a los derechos humanos que menoscaba la búsqueda de una solución a la crisis en Venezuela.

Rodríguez dijo que lo sucedido fue un intento de la oposición para abrir el camino a una mayor condena internacional contra el gobierno de Maduro.

“Vamos a investigar y vamos a dar con la verdad y el fondo de los hechos”, dijo Rodríguez. “Y vamos a capturar a los culpables. Aquí está el primero”.

A medida que Venezuela se ve afectada por problemas económicos y políticos, grupos progubernamentales conocidos como “colectivos” han salido a defender la revolución iniciada por el fallecido Hugo Chávez, hostigando e intimando a activistas opositores, frecuentemente con el apoyo de altos funcionarios.

El poderoso líder del partido socialista y aliado de Maduro, Diosdado Cabello, había calificado la foto como falsa. Agregó que un joven de 16 años que según la oposición recibió un disparo el mismo día, en realidad fue herido en un incidente no relacionado.

Rodríguez dijo que la confesión del hombre prueba que la escena de la fotografía fue montada. También cuestionó que en una época en la que todo mundo tiene teléfonos inteligentes no hayan aparecido otras fotografías o videos sobre lo sucedido.

El sábado fue la primera aparición pública de Guaidó fuera de Caracas desde que regresó de una gira internacional en busca de apoyo, y que incluyó una reunión en la Casa Blanca con el presidente Donald Trump, quien invitó al líder opositor a su discurso sobre el Estado de la Unión.

Guaidó ha convocado a una manifestación el 10 de marzo, cuando la oposición intentará retomar el control del edificio de la Asamblea Legislativa, en el centro de Caracas. Civiles armados y fuerzas de seguridad han impedido desde enero que legisladores opositores puedan entrar al lugar.

Guaidó no respondió de inmediato a los comentarios del portavoz de Maduro. Sin embargo, publicó un video en su cuenta de Twitter que --aseguró-- lo muestra en la calle, cerca de su casa, mientras confronta a una patrulla de la policía política.

El vehículo con vidrios polarizados baja la velocidad y cuando Guaidó se acerca se retira del lugar.

“Mandan su grupo de exterminio a la esquina de mi casa”, escribió Guaidó. “Y apenas llego se van corriendo”.

MAS NOTICIAS