23 puntos y jugadas imposibles: Steph Curry y su magia están de vuelta en la NBA

Con 23 puntos y su espectacular repertorio de pases imposibles y triples de larga distancia, el regreso de Stephen Curry a las canchas reactivó el jueves a unos Golden State Warriors que sin éxito lucharon hasta el último minuto para evitar la derrota ante Toronto Raptors (121-113).

Cuatro meses tuvieron que esperar los aficionados del flamante Chase Center de San Francisco para ovacionar de nuevo a su ídolo Curry, pero el dos veces Jugador Más Valioso (MVP) de la liga les agradeció la espera con una eléctrica actuación de 23 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias y 3 triples en 27 minutos de juego.

Tras 58 partidos de baja por una fractura de su mano izquierda, Curry erró sus dos primeros lanzamientos de tres puntos, pero en el segundo cuarto abrió su cuenta con un tiro anotado entre dos defensores que le hicieron personal.

A partir de ahí Curry calentó la muñeca y protagonizó varias de esas jugadas de cuatro puntos -triple más personal- que han marcado una era en la NBA.

No estaban en la pista por lesión Klay Thompson ni Draymond Green -los otros miembros del trío que conquistaron tres anillos para los Warriors (2015, 2017 y 2018)- pero el base logró que por momentos el Chase Center volviera a revivir la electricidad de aquellas grandes noches.

"Hay mucha energía en el pabellón, la gente está muy emocionada con tener a Steph de vuelta (...) Steph será una leyenda para siempre aquí y es muy divertido tenerle de nuevo", dijo el entrenador de los Warriors, Steve Kerr.

Motivados por el regreso de su estrella, los Warriors pelearon como nunca en esta temporada, en la que están hundidos en el último lugar. Damion Lee, con 23 puntos pero dos tiros libres claves fallados en los últimos segundos, y Andrew Wiggins con 16 unidades, fueron los otros motores ofensivos.

El partido llegó al minuto final con solo dos puntos de ventaja para Raptors (115-113) pero el ala-pívot camerunés Pascal Siakam se encargó de cerrar el partido con grandes dos acciones individuales. El escolta Norman Powell (37 puntos) y el base Kyle Lowry (26) lideraron el ataque canadiense.

Fue un duelo entre los dos equipos que disputaron las últimas finales de la NBA y que atraviesan por momentos muy diferentes. Mientras Toronto, el actual campeón, ha resistido a la marcha de Kawhi Leonard y a una plaga de lesiones y se mantiene en un inesperado segundo lugar de la Conferencia Este, los Warriors se vinieron abajo con la lesión de Curry y tienen un triste balance de 14 victorias y 49 derrotas.

En un partido previo el base Jamal Murray fue el gran protagonista de la victoria de los Denver Nuggets ante Charlotte Hornets.

Con 9 segundos para el final, y el marcador señalando un empate, Murray agarró el balón, se fue de su defensor y lanzó un tiro en suspensión que dio una agónica victoria a domicilio a los Nuggets por 114-112.

El base canadiense acabó el duelo con 18 puntos y 6 rebotes mientras que su socio Nikola Jokic hizo 14 puntos, 11 rebotes y 8 asistencias.

Por Charlotte sobresalió el base Devonte' Graham (24 puntos y 7 asistencias) y el ala-pívot novato P.J. Washington (20 puntos y 6 rebotes), mientras que el pívot español Willy Hernangómez tuvo una destacada actuación desde el banquillo con 14 puntos y 6 rebotes en 23 minutos.

- Houston, sin puntería -

También este jueves, Los Angeles Clippers, que últimamente han generado dudas sobre su funcionamiento colectivo, se reivindicaron con una clara victoria 120-105 en Houston.

Los 29 puntos de Russell Westbrook cayeron en saco roto para los Rockets, en los que James Harden tuvo una noche negra (16 puntos con 4/17 en tiros de campo y 0/8 en triples).

La estrategia de Houston basada en los triples resultó un fiasco en esta ocasión con un desastroso 7/42 en tiros de tres en conjunto (16,7% de acierto). Houston maquilló un poco el resultado en los últimos minutos después de que llegara a perder por 29 puntos a 5:33 del final.

En los Clippers, Kawhi Leonard volvió a llevar el ritmo del juego con 25 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias, mientras su escudero Paul George sigue sin estar a su nivel, sumando solo 13 puntos con 5/13 en tiros de campo.

En el otro choque de la jornada, Philadelphia 76ers se impuso 125-108 en casa de los Sacramento Kings.

gbv/rsr

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos