Tripleta de Mbappé lleva al PSG a otra final de Copa

Una tripleta de Kylian Mbappé y un penal convertido con absoluta serenidad por Neymar ayudaron a que el Paris Saint-Germain apabullara 5-1 al Lyon el miércoles para alcanzar la final de la Copa de Francia por sexta ocasión consecutiva.

El mediocampista Pablo Sarabia fue autor del otro tanto del PSG, que perdió la final de año pasado ante el Rennes en la ronda de penales. Rennes se ha complicado ante el Saint-Étienne en la otra semifinal.

El segundo tanto de Mbappé, con 20 minutos por disputar, llegó después de que se encarreró desde muy atrás de la línea de medio campo, entró en el área, hizo un recorte que engañó a un zaguero y disparó con potencia para vencer al arquero Anthony Lopes. En su primer gol y en el tercero, Mbappé simplemente tuvo que empujar el balón hacia las redes.

Neymar hizo una serie de amagues antes de ejecutar el penal, y disparó cuando Lopes se había vencido al lado equivocado. El zaguero Macal regaló el penalti en forma innecesaria, al tocar con la mano un centro de Mbappé que tenía como destinatario al uruguayo Edinson Cavani.

Se llevó la segunda tarjeta amarilla y la expulsión.

Cuando Neymar se alistaba para tirar el penal a los 64 minutos, se quejó con el árbitro por una luz laser en sus ojos, que venía de las gradas. Posteriormente definió al ras del piso y venció a Lopes.

La afición del Lyon le lanzó objetos a Neymar, quien los recogió e hizo malabares con éstos. Neymar fue parcialmente responsable por el primer gol del Lyon, a los 11, al evitar un derribo en el medio campo.

El Lyon movió el balón hacia el delantero Karl Toko-Ekambi, quien prodigó un centro rasante para que definiera Martin Terrier. Pero la ventaja duró apenas tres minutos, pues Layvin Kurzawa peinó un tiro de esquina para que Mbappé simplemente empujara a la portería.

La mala defensa del Lyon en los descuentos del partido le permitió al PSG a escaparse desde su propia mitad de la cancha. Neymar asistió a Mbappé para que venciera a Lopes tras un rebote.

PROTOCOLO POR EL VIRUS

Jugadores y árbitros no se dieron la mano antes del juego, siguiendo los protocolos de prevención contra el nuevo virus que se está expandiendo por todo el mundo.

Los protocolos antes de los partidos se modificaron en Francia para evitar que se propague el coronavirus, que hasta el miércoles había provocado la muerte de cuatro personas de entre 250 casos reportados en Francia.

En lugar de dar la mano a los niños que ingresaron en el campo, jugadores y árbitros simplemente les colocaron la mano en el hombro.

La mayoría de los jugadores siguieron las instrucciones, aunque Mbappé y Neymar sí les tomaron la mano a los niños al ingresar en el terreno de juego.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos