El humo de tercera mano expone a no fumadores, revelan científicos de EEUU

El olor que se percibe cuando un fumador ingresa en una habitación puede ser más que desagradable.

Un nuevo estudio de investigadores de la Universidad de Yale reveló que compuestos del tabaco pueden ingresar en una habitación bien ventilada en la piel, el cabello o la ropa de los fumadores, y luego evaporarse en un proceso llamado "descarga de gases".

Al colocar un dispositivo de muestreo de aire de alta tecnología en el conducto de escape de una sala de cine para no fumadores en Alemania, los investigadores determinaron que los espectadores quedaban expuestos como fumadores pasivos al humo de entre uno y diez cigarrillos de tercera mano, dependiendo de la sustancia en cuestión.

Según el artículo publicado en Science Advances este miércoles, el humo de segunda mano -estudiado durante décadas- aumenta los riesgos de padecer enfermedades cardíacas y cáncer de pulmón, aunque el nivel exacto de riesgo ha sido cuestionado en estudios recientes.

También ha habido creciente interés en el humo de tercera mano, pero la mayoría de los estudios se han centrado en el análisis de habitaciones en las que se había fumado, no en cómo los fumadores exponen a los no fumadores en ambientes cerrados donde no se permite encender cigarrillos.

El equipo de Yale, liderado por el ingeniero medioambiental Drew Gentner, examinó un cine en Mainz, Alemania, donde no se ha permitido fumar por 15 años. Durante cuatro días, encontraron que los niveles de 35 químicos relacionados con el tabaco, incluyendo cancerígenos como benceno y formaldehído, subieron cuando las audiencias entraron en la sala.

Los efectos fueron particularmente pronunciados durante las películas con clasificación para adultos, que los autores ligaron a mayores probabilidades de haber estado expuestos al humo.

"Nuestro trabajo establece que hay un transporte sustancial de contaminantes de humo de tercera mano de las personas a un ambiente interior para no fumadores en el mundo real", dijo Gentner. El nivel de riesgo, sin embargo, no fue establecido por el estudio.

ia/ch/mls/yow

MAS NOTICIAS