Denuncian represión a estudiantes hondureños que manifestaban por caso Berta Cáceres

Organismos de derechos humanos hondureños denunciaron el martes que policías reprimieron e impidieron la salida de su centro de estudios a cientos de estudiantes universitarios que reclamaban justicia por el asesinato de la ambientalista Berta Cáceres, perpetrado hace cuatro años.

Unos 300 universitarios, según estimaciones de activistas del movimiento estudiantil, bloquearon el bulevar Suyapa, frente a la Universidad Nacional, en el este de la capital, en reclamo de un juicio a los autores intelectuales del asesinato, ocurrido la medianoche del 2 de marzo del 2016.

Los policías llegaron a despejar la vía con bombas lacrimógenas, que obligaron a los estudiantes a reingresar a la ciudad universitaria.

El no gubernamental Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh) denunció en un comunicado que, en el interior del campus, los estudiantes capturaron a un supuesto policía infiltrado.

Inmediatamente después, los estudiantes "fueron acorralados" por policías que los sitiaron para que no pudieran salir del predio, añadió.

Familiares y la dirigencia del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh) empezaron el lunes la conmemoración del cuarto aniversario del asesinato de Cáceres.

Cinco sicarios y dos empleados de Desarrollos Energéticos S.A. (DESA) fueron sentenciados a penas de 30 y 50 años de prisión por el asesinato de la entonces coordinadora del Copinh, ejecutado en la comunidad de La Esperanza, 120 km al noroeste de Tegucigalpa.

Copinh y la familia de la ambientalista exigen al gobierno arrestar a socios de DESA como autores intelectuales del crimen.

El juzgado concluyó que personal de DESA mandó a matar a Cáceres porque impedía con manifestaciones indígenas la construcción de una hidroeléctrica en el río Gualcarque, que baña comunidades lencas del oeste del país.

nl/piz

MAS NOTICIAS