Netanyahu clama una "victoria gigantesca" en las elecciones en Israel, "contra todo pronóstico"

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, inculpado por corrupción, se congratuló este martes por su "victoria gigantesca", "contra todo pronóstico", en las elecciones legislativas del lunes, que eran cruciales para su supervivencia política.

"Recuerdo nuestra primera victoria en 1996, pero esta noche es una victoria aún mayor porque es contra todo pronóstico", declaró el primer ministro, encantado de haber frustrado las previsiones de quienes "predijeron el final de la era de Netanyahu" en Israel.

Benjamin Netanyahu, de 70 años, fue elegido por primera vez  jefe de gobierno israelí en 1996 pero tres años después perdió el cargo. Regresó en 2009 y desde entonces ha dirigido sin interrupción el gobierno convirtiéndose en el primer ministro que más tiempo ha ocupado el puesto en la historia del país.

"Es la victoria más importante de mi vida", declaró Netanyahu a sus seguidores congregados en Tel Aviv, al final de tres elecciones en menos de un año en Israel. En las dos primeras quedó muy igualado con su rival Benny Gantz.

"Es hora de dejar de votar y de formar un gobierno (...) Seré el primer ministro de todos los ciudadanos israelíes, es hora de unirnos", agregó el primer ministro, cuyo juicio por corrupción, malversación de fondos y abuso de confianza comenzará dentro de dos semanas en Jerusalén.

Los sondeos a pie de urna de las televisiones israelíes atribuyen al Likud de Netanyahu 36 o 37 escaños, contra 32 a 34 escaños para la formación centrista Azul Blanco de su rival Benny Gantz.

Con sus aliados de la derecha radical y los partidos judíos ultraortodoxos, el Likud de Netanyahu podía sumar 59 escaños, o sea que quedaría a dos de los 61 de la mayoría parlamentaria, según los últimos sondeos a boca de urna.

"Comparto su sentimiento de decepción y dolor. Contábamos con otro resultado", declaró por su parte Gantz.

mib-gl/roc/erl

MAS NOTICIAS