Washington ordena a Pekín reducir a casi la mitad el personal de sus medios estatales en EEUU

Washington ordenó este lunes a Pekín reducir a casi la mitad el personal chino de sus medios de comunicación estatales en Estados Unidos.

El Departamento de Estado indicó que cinco medios chinos, que equiparó el mes pasado con misiones diplomáticas, podrán emplear a un máximo de 100 ciudadanos chinos a partir del 13 de marzo, en lugar de 160 como hasta ahora.

Estados Unidos no expulsará a los 60 empleados chinos de esos medios que dejarán de entrar en el cupo. En teoría podrán buscar trabajo en otro lugar, aunque se prevé que muchos se vean obligados a abandonar el país.

La decisión llega dos semanas después de que China expulsara a tres periodistas de The Wall Street Journal -dos estadounidenses y un australiano- a raíz de que el diario publicara una columna con un título que Pekín tachó de racista.

Washington aseguró que la medida anunciada este lunes no tiene nada que ver con la expulsión de los trabajadores del diario estadounidense y que responde a la voluntad de equilibrar el número de periodistas en ambos países.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, afirmó no obstante que Pekín "ha impuesto cada vez más duras medidas de vigilancia, acoso e intimidación contra periodistas estadounidenses y de otros países extranjeros que trabajan en China".

"Instamos al gobierno chino a cumplir inmediatamente sus compromisos internacionales de respeto de la libertad de expresión, incluyendo a los miembros de la prensa", dijo Pompeo en un comunicado.

"El gobierno estadounidense lleva tiempo acogiendo a periodistas extranjeros, incluidos de la República Popular de China, para que trabajen libremente y sin temor a represalias", añadió el secretario de Estado.

"Nuestro objetivo es la reciprocidad. Como hemos hecho en otras áreas de la relación entre Estados Unidos y China, queremos alcanzar la tan esperada igualdad de condiciones", dijo Pompeo.

El año pasado, Estados Unidos emitió 425 visados de periodistas para ciudadanos chinos y familiares suyos, según datos oficiales.

- "Peligroso ciclo" -

Los medios afectados por la medida serán la agencia de noticias estatal Xinhua, la Cadena de Televisión Global de China (CGTN), la Radio Internacional de China, los distribuidores del periódico oficial chino El Diario del Pueblo, y el China Daily, otro periódico del Partido Comunista de China pero publicado en inglés.

Al ser equiparados con misiones diplomáticas el mes pasado, esos grupos tendrán ahora que obtener la aprobación del Departamento de Estado para comprar propiedades en Estados Unidos y entregar listas de sus empleados, incluido el creciente número de estadounidenses que contratan.

En un comunicado, el Comité para la Protección de los Periodistas denunció estas restricciones de visa y pidió a China y Estados Unidos que "detengan este peligroso ciclo de represalias que amenaza el libre flujo de información en los dos países, en particular durante una crisis de salud mundial", en referencia al nuevo coronavirus.

"Como una democracia con una fuerte garantía constitucional de libertad de prensa", Estados Unidos debe liderar con el ejemplo "en lugar de adoptar la estrategia autoritaria de Pekín", dijo Steven Butler, coordinador de CPJ para Asia.

En su informe anual publicado el lunes, el Club de corresponsales extranjeros en China (FCCC) acusó a las autoridades de Pekín de usar credenciales de prensa, que sirven como un permiso de trabajo renovable cada año, como "un arma" contra los medios internacionales.

Al menos nueve reporteros han tenido que abandonar China antes o después de que su credencial de prensa expirara desde 2013, justo después de que el presidente Xi Jinping llegara al poder, según la FCCC.

El CPJ dijo que al menos 48 periodistas estaban encarcelados en China a fines de 2019.

sct/ec/gma/lda/mps

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos