Obama, el gran ausente de las primarias demócratas que podría reaparecer

Tratándose de alguien que se ha esforzado por mantenerse fuera del radar político, Barack Obama difícilmente podría tener mayor importancia en la dura batalla por la nominación demócrata a la Casa Blanca.

El 44º presidente de Estados Unidos ha sido citado decenas de veces en los debates en las primarias y ha protagonizado, sin quererlo, anuncios de campaña en el período previo a las primarias de Carolina del Sur y el "supermartes".

Pero hasta el momento Obama ha respetado estrictamente su promesa de permanecer fuera de la disputa, aunque ha lanzado algunas advertencias.

"El estadounidense promedio no cree que tengamos que derribar completamente el sistema y rehacerlo", dijo en una reunión de recaudación de fondos en noviembre.

El expresidente de Estados Unidos sostuvo además que la mayoría de los votantes no tenían las mismas opiniones que "el ala activista" del Partido Demócrata, una advertencia sobre el giro a la izquierda prometido por el senador socialista Bernie Sanders.

"Obama es extremadamente popular dentro del Partido Demócrata y particularmente entre los afroestadounidenses, una comunidad electoralmente clave en muchos estados", incluida Carolina del Sur, dijo Kyle Kondik, analista del Centro de Política de la Universidad de Virginia. "Puedo entender por qué los candidatos querrían hacer que parezca que los respalda".

- ¿Qué pasa con Bernie? -

Por supuesto, nadie está usando su conexión con el primer presidente negro de la nación de manera más ardua que Joe Biden, que fuera vicepresidente de Obama y ahora busca un nuevo impulso tras las derrotas sufridas en las primeras tres primarias.

Biden está "corriendo como suplente y heredero de Obama", dijo Kondik.

Ambos hablaron el martes de cara a las primarias del sábado en Carolina del Sur, vitales para las posibilidades de Biden, informó The New York Times.

Pero Sanders lidera las preferencias de los demócratas y los moderados del partido están nerviosos por las escasas posibilidades que le otorgan a este senador de 78 años frente a Donald Trump.

"El establishment se está volviendo loco", dijo CNN. "Hacer que Bernie Sanders se enfrente a Trump sería un acto de locura", concluyó una columna publicada en la revista New York.

Sin embargo, las primarias del "supermartes" de la próxima semana podrían dejar a Sanders con una ventaja prácticamente insalvable para sus rivales.

"Si hay una manera de detener, o al menos retrasar, a Sanders, es que el expresidente Barack Obama y la exprimera dama Michelle Obama se alineen detrás de un candidato alternativo al senador de Vermont", afirmó esta semana el comentarista de CNN Chris Cilizza.

"No solo eso, sino que los Obama se pronuncien pronto, antes del 'supermartes', e insten a todos los demás candidatos a salir de la carrera lo antes posible".

En noviembre, Politico informó que Obama planeaba hacer una declaración pública si Sanders se adelantaba demasiado, en un intento de impedir que gane la nominación.

- Al margen -

Si Obama hablara, su opinión resonaría, pero pocos piensan que eso vaya a suceder.

"El presidente Obama tiene varios amigos en esta carrera, incluido, por supuesto, su propio y estimado vicepresidente", dijo su portavoz Katie Hill esta semana en un comunicado.

"Ha dicho que no tiene planes de respaldar a nadie en las elecciones primarias porque cree que para que los demócratas tengan éxito este otoño, los votantes deben elegir a su candidato".

En 2016, Obama apoyó a Hillary Clinton, su antigua secretaria de Estado, solo cuando quedó claro que ella le ganaría a Sanders la nominación.

El exmandatario ha dado sin embargo a conocer sus puntos de vista sobre elecciones celebradas en el extranjero, respaldando formalmente a Emmanuel Macron en Francia y a Justin Trudeau en Canadá.

- ¿Hablaría Obama a favor de Sanders? -

El multimillonario Michael Bloomberg, la senadora progresista Elizabeth Warren y el exalcalde de Indiana Pete Buttigieg también han tratado de asociarse de alguna manera con el legado de Obama.

Todos lo han citado para dar sustento a sus posiciones políticas.

"Como dijo Barack Obama, debemos prestar atención a dónde están los votantes de este país. Gastar cerca de 60 billones de dólares no es ir donde ellos están", tuiteó la moderada Amy Klobuchar atacando a la plataforma de Sanders.

Los expresidentes generalmente evitan respaldar a candidatos después que dejan el cargo, con la notable excepción de Bill Clinton, quien apoyó a su esposa en las primarias de 2008 y 2016, explicó Kondik.

"No tengo idea de si Obama podría respaldar a alguien, pero no ha habido indicios de que lo hará. Él, como muchos otros demócratas, puede estar honestamente en conflicto sobre a quién dará su apoyo", agregó el analista.

Kondik manifestó que le da curiosidad si Obama habla ante la convención demócrata de julio si Sanders gana la nominación.

elc/sst/dw/dg/dga

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos