Trump urge a afganos a aprovechar "oportunidad de paz" del acuerdo con talibanes

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, urgió este viernes al pueblo de Afganistán a que aproveche la "oportunidad de paz" que brinda el histórico acuerdo entre Washington y los talibanes, que será firmado el sábado en Doha.

El acuerdo será sellado después de que se cumpliera la tregua impuesta de una semana, con lo que Trump señaló que existe una esperanza de terminar una guerra que se ha extendido casi durante dos décadas y que es el conflicto más largo en el que ha estado involucrado su país.

Trump también anunció que el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, va a presenciar la firma del acuerdo en Catar, sumándose a la lista de 30 países que enviarán delegaciones.

Por su parte, el secretario de Defensa, Mark Esper, va a emitir una declaración conjunta con el gobierno de Afganistán.

El presidente estadounidense urgió al pueblo de Afganistán a que "aprovechara la oportunidad de paz y de un nuevo futuro para el país".

Este acuerdo presentado como el inicio de una nueva era en Afganistán -un país pobre asolado por 40 años de conflictos- permite vislumbrar el final de la intervención estadounidense que comenzó el 7 de octubre de 2001, en respuesta a los ataques del 11 de septiembre.

Como consecuencia de este acuerdo, las tropas de Estados Unidos en el país pasarían del nivel actual de más de 12.000 a 8.600, para seguir recortando la presencia militar si los talibanes respetan los compromisos.

El grupo rebelde se comprometió a dar garantías de seguridad, e iniciar inmediatamente una negociación de paz con las autoridades de Kabul.

Trump dijo que el compromiso y la declaración conjunta son "un paso importante para una paz duradera", que podría liberar a los afganos de la amenaza de Al Qaida y del grupo Estado Islámico.

"Si los talibanes y el gobierno de Afganistán mantienen sus compromisos, van a cimentar una senda a seguir que lleve a terminar la guerra en Afganistán para traer nuestra tropas a casa", dijo el presidente estadounidense.

Trump recordó su promesa de campaña de repatriar a las tropas y buscar poner un fin a esta guerra.

"Estamos haciendo un progreso sustantivo", dijo.

- Negociaciones difíciles -

El cumplimiento de la tregua impuesta como condición sirvió para mostrar la buena voluntad de los talibanes y también su capacidad para controlar a sus tropas en el terreno.

En la ciudad afgana de Jalalabad, la gente bailó en la calles y el viernes soltaron palomas y globos al cielo para celebrar la disminución de la violencia.

Los acuerdos de Doha se producen después de más de un año de conversaciones entre los talibanes y Estados Unidos, que en varias ocasiones languidecieron por los estragos de la violencia.

El gobierno afgano no estará presente en la ceremonia, pero envió una delegación a Doha para una "primera toma de contacto" con los rebeldes, dijo a la AFP el portavoz del consejo de seguridad nacional, un organismo gubernamental.

Los talibanes se han negado a reunirse con el gobierno de Kabul, desde que en 2001 fueron sacados del poder por una coalición internacional encabezada por Estados Unidos.

Pese a las críticas, Trump afirma que las garantías de seguridad dadas por los rebeldes responder a la razón por la cual Estados Unidos se involucró en el país.

Pero tras la firma del acuerdo entre Washington y los talibanes, las negociaciones de los insurgentes con el gobierno afgano, la oposición y la sociedad civil, se prevén más complejas.

Estas discusiones deben definir el futuro del país, quién los dirigirá y cómo, además de la forma en la cual los talibanes van a ser integrados en la sociedad.

bur-an/mls

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos