LONDRES, 28 feb (Reuters) - El holding de aerolíneas IAG, del que forma parte British Airways, dijo que el coronavirus afectaría a los ingresos de este año aunque no sabe en qué medida, al tiempo que advirtió que el debilitamiento de la demanda causaría más cancelaciones de vuelos en los próximos días.

El coronavirus, la enfermedad que surgió a finales del año pasado en China, ha hecho caer la demanda de viajes en las últimas semanas a medida que el brote se ha ido extendiendo. Las aerolíneas están volando a ciegas en una crisis de gravedad y de duración desconocidas.

IAG, que también es propietaria de la española Iberia y la irlandesa Aer Lingus, suele dar un pronóstico de ganancias en esta época del año, pero la empresa dijo en esta ocasión que la actual incertidumbre del impacto y duración del coronavirus significa que no puede dar una orientación precisa de las ganancias futuras.

La compañía dijo que estaba recortando costes e implementando iniciativas de ingresos para capear la tormenta, en consonancia con las medidas de aerolíneas rivales como la alemana Lufthansa y la holandesa KLM, que han recortado costes en los últimos días.

En IAG, las cancelaciones de vuelos debido a la caída de la demanda de viajes limitaría el crecimiento de la capacidad este año, dijo la empresa, añadiendo que prevé recortar más vuelos en su red europea de corta distancia en los próximos días, en respuesta al brote del virus en Italia.

En lo referente a 2019, IAG anunció una caída del 5,7% en el beneficio operativo hasta los 3.285 millones de euros, ligeramente por encima de la previsión de 3.270 millones de euros que dio en septiembre, cuando dijo que una huelga de pilotos tendría un impacto de 215 millones de euros.

El CEO de IAG, Willie Walsh, está al frente de la empresa por última vez en un anuncio de resultados trimestrales, antes de entregar las riendas el 26 de marzo al nuevo jefe, Luis Gallego, actualmente responsable de Iberia.

(Información de Sarah Young; editado por Kate Holton; editado en español por Tomás Cobos; traducido por Andrea Ariet)