Sevilla pasa a octavos pese a no ganar ninguno de los partidos al Cluj

El Sevilla empató sin goles en casa (0-0) ante el Cluj rumano, este jueves en la vuelta de los dieciseisavos de final de la Europa League, e hizo valer el empate 1-1 que había logrado en la ida para sellar su pasaje a los octavos.

El mayor valor de los tantos conseguidos como visitante en caso de una eliminatoria igualada fue el factor que decantó la balanza en favor de los andaluces, que no fueron capaces de ganar ninguno de los dos partidos.

El estadio Sánchez Pizjuán se quedó además helado cuando Alexandru Paun marcó en el minuto 88 del partido, firmando un tanto que daba el billete a octavos al Cluj.

Pero el árbitro revisó la imagen en vídeo (VAR) y decretó que había habido una mano previa del marfileño Lacina Traoré, con lo que determinó la anulación del tanto, lo que hizo respirar aliviado al equipo de Julen Lopetegui.

"Lo importante es clasificarnos. Hemos sido merecedores del pase a octavos, pero ellos se fueron creciendo con el paso de los minutos y tuvieron su opción. Hemos eliminado a un buen equipo", afirmó Lopetegui.

La eliminatoria ha estado por lo tanto llena de sobresaltos para el Sevilla, que en la ida lo pasó mal en Rumanía y únicamente pudo empatar 1-1 en ese partido con un gol en la recta final del marroquí Youssef En Nesyri.

Ese resultado de la ida, pese al sufrimiento que había costado, parecía poner al Sevilla en una posición favorable para la vuelta, pero en ella tuvo muchísimos problemas ante un Cluj muy ordenado.

El equipo rumano terminó el partido de este jueves muy enfadado por la anulación de su gol casi en el descuento. El Cluj acabó con diez hombres por una segunda amarilla a Mihai Bordeianu (90+1).

El Sevilla continúa adelante en una competición especial para el club, que puede presumir de liderar el palmarés de títulos con un total de cinco, teniendo en cuenta los logrados con la anterior denominación de Copa de la UEFA.

bur/dr/pm

MAS NOTICIAS