El seis veces campeón del mundo de MotoGP Marc Márquez advirtió este jueves que su equipo y él están "preparados" para la defensa de su corona mundial, aunque admitió que podría costar un poco de inicio por sus problemas en el hombro y las dudas con la Honda que están resolviendo.

"Quizás la primera carrera nos cueste un poquito porque tampoco estoy bien al 100% físicamente, pero creo que para el año estamos preparados", afirmó Márquez en rueda de prensa en Madrid.

El campeón español explicó que "físicamente estoy bien, pero el hombro derecho está dando más guerra de lo normal", tras verse afectado un nervio en su operación de la articulación.

"Los plazos de recuperación se están alargando un poquito, pero me puedo defender encima de la moto y listo para empezar el Mundial", añadió Márquez, que admitió fallos con la moto en la pretemporada, que ya han sido identificados de cara al Gran Premio de Catar, primero de la campaña el 8 de marzo.

"Ha sido una pretemporada difícil, empezando por lo físico, luego técnicamente en Malasia no iba del todo mal, pero había unos puntos que se nos escapaban", explicó.

En los entrenamientos de pretemporada de Catar, "esos puntos débiles aparecían en todas las curvas y todos los pilotos de Honda estábamos sufriendo más de lo normal".

- 'Mucho optimismo' -

El último día de pretemporada, "encontramos el problema y el tiempo dirá, pero no estamos tan mal como pintaba el segundo día en Catar", explicó, sin llegar a detallar cuál era el problema que tenía su moto.

"Hay mucho optimismo en el equipo porque me encontré bien (tras identificar el problema), disfruté con la moto, la entendí", añadió Márquez, a pocos días de empezar a defender su corona en Catar, tras hacer el séptimo mejor tiempo en los entrenamientos de pretemporada en el circuito catarí, dominados por las Yamaha.

Márquez no dudó en afirmar que "la moto más completa en esta pretemporada, quizás ha sido la Yamaha, pero no quiere decir que sea para la temporada porque un GP es muy distinto a un test".

"Ha ganado un poquito de velocidad punta, ahí han dado un paso, sin perder en su punto fuerte que es el paso por curva y que la moto parece dócil", dijo Márquez sobre la máquina que montarán Maverick Viñales y Valentino Rossi.

Mar Márquez compareció ante los medios acompañado por su hermano, Álex, con el que forma equipo, dejando claro que, al menos, este año no debería haber una guerra fratricida en los circuitos.

- Objetivos diferentes -

"Seguro que viene con muchas ganas y es el campeón del mundo de Moto2, será un piloto rápido, pero mi objetivo a inicio de temporada es uno, el de mi compañero de equipo es otro, el de Álex es otro", afirmó Márquez, quien admitió, no obstante, que "puede llegar el día en que estemos luchando por una carrera, u ojalá, por un título".

"Tener a Marc como compañero es el mejor ejemplo para conocer lo más rápido que pueda la categoría, los secretos de la Honda y poder aprender todo lo que pueda", afirmó Álex.

"Ojalá en el futuro pueda decir que es un rival mío porque querrá decir que he llegado a un nivel alto, pero este año, a aprender lo máximo de mi compañero de equipo", añadió Álex, para el que en su primer año en la categoría reina "ser rookie del año y estar en el Top-10 sería un buen resultado".

Mientras Álex ha firmado por un año con Honda, Marc ha renovado hasta 2024 animado porque "no había mejor proyecto para estos años".

"Y tener esa tranquilidad, sobre todo garantías técnicas de que darán el  100%, yo daré el 100% en pista y el objetivo es el mismo: ganar", concluyó.

gr/psr