Imagen de archivo de humo saliendo desde una planta eléctrica en la rivera del Río de la Plata en Buenos Aires, Argentina. 5 de junio, 2017. REUTERS/Marcos Brindicci/Archivo
Imagen de archivo de humo saliendo desde una planta eléctrica en la rivera del Río de la Plata en Buenos Aires, Argentina. 5 de junio, 2017. REUTERS/Marcos Brindicci/Archivo

BUENOS AIRES, 27 feb (Reuters) - El Gobierno argentino dispuso el pago en moneda local de los costos de la generación eléctrica de las empresas, en momentos en que el país sudamericano atraviesa por una profunda crisis económica, dijo el jueves el Boletín Oficial.

Según la resolución, con esta modificación se busca una reducción de la carga tarifaria que afrontan los hogares, comercios e industrias para este año.

"Es necesario adecuar la remuneración de la generación no comprometida en cualquier tipo de contrato, hacia mecanismos de eficiencia, que aseguren el cumplimiento de los criterios de equidad distributiva y sustentabilidad productiva", expresó la publicación en sus considerandos.

"La variación del tipo de cambio fue significativamente mayor a la variación de los costos de producción de energía eléctrica, por lo que deviene necesario reestablecer la relación entre ellos", agregó la resolución.

La medida impactará en el monto de los subsidios que paga el Estado en energía, sobre todo a partir del congelamiento por 180 días de las tarifas que dispuso el Gobierno del Presidente Alberto Fernández, en un intento por frenar la escalada inflacionaria.

Según fuentes oficiales, la pesificación permitirá al Estado, que realiza un pool de compra entre las generadoras a través de la empresa Cammesa, ahorrar unos 300 millones de dólares.

Un portavoz de Edenor, la mayor distribuidora de electricidad del país en términos de clientes, señaló a Reuters que "la pesificación de la generación no va a tener impacto en la factura en el mediano plazo”.

Por otro lado, el grupo Enel, que posee a la distribuidora Edesur y a empresas generadoras, dijo a Reuters que están evaluando cómo impactará la medida en el negocio.

En la resolución, el Gobierno estableció un sistema para que las centrales administradas por entes binacionales tengan la cobertura de sus costos operativos y de mantenimiento, así como los asociados a los convenios internacionales vigentes.

"La presente medida entrará en vigencia y será de aplicación a partir de las transacciones económicas correspondientes a febrero de 2020", informó la resolución.

El peso argentino mayorista se depreció un 37,07% en 2019 y un 50,53% en 2018, en medio de una economía recesiva.

(Reporte de Hernán Nessi y Eliana Raszewski; Editado por Walter Bianchi y Jorge Otaola)