Policía asedia protesta opositora pero permite marcha oficialista en Nicaragua

Fuerzas antidisturbios sitió violentamente este sábado a opositores nicaragüenses que reclamaban en Managua la liberación de 61 disidentes del gobierno de Daniel Ortega, mientras los oficialistas marcharon sin problema en otro punto de la ciudad.

"A los dos minutos de haber iniciado el plantón (protesta) comenzaron a llegar al menos 20 patrullas de antimotines, quienes se bajaron y comenzaron a empujar y lanzarnos golpes", relató a la AFP el vocero de la opositora Unidad Nacional Azul Blanco (Una), Josué Garay.

El asedio ocurrió frente a un supermercado de Plaza España, al oeste de la capital, donde los opositores pasaron más de dos horas rodeados por la policía, mientras gritaban: "Libertad para Nicaragua", "Libertad para los presos políticos".

"Ante el temor de que se llevaran (detenido) a alguien tuvimos que meternos en el supermercado", dijo Garay, quien agregó que al salir del lugar la policía retuvo un rato a tres activistas.

Los antimotines también rodearon el edificio Casa Pellas de Managua, donde los opositores tenían previsto inicialmente reunirse.

La protesta es unos de los "piquetes exprés" que la oposición realiza sin previo aviso para burlar la vigilancia de la policía, que les prohíbe marchar por temor a que se reactiven las protestas masivas que sacudieron al gobierno en 2018.

El asedio está "sobrepasando los niveles de represión", reclamó la UNAB en un comunicado, en el que advierte que no desistirán de su derecho a protestar.

La UNAB es parte de una coalición opositora que será lanzada oficialmente el próximo 25 de febrero con otros grupos disidentes que buscan unirse de cara a los comicios presidenciales del 2021.

El gobernante Frente Sandinista (FSLN izquierda) no descarta postular para un cuarto mandato sucesivo al presidente Ortega, en el gobierno desde 2007.

En otra avenida de la capital, cientos de partidarios del gobierno participaron este sábado en la marcha "Sandino sol de libertad", en conmemoración del 86 aniversario del asesinato del héroe nacional Augusto Cesar Sandino.

"El yankee se va a joder", "¡Muerte a Los Puchitos (opositores)!", vociferaron los sandinistas durante su manifestación.

Según grupos humanitarios, la represión a las protestas que estallaron en 2018 dejó al menos 328 muertos y centenares de detenidos, de los cuales 61 siguen presos.

El gobierno sostiene que las manifestaciones fueron un intento de golpe de estado apoyado por Estados Unidos, y ha descalificado a la oposición como "diabólicos" y "sembradores de odio".

bm/gm