JERUSALÉN (AP) — Milicianos palestinos dispararon unos 20 cohetes hacia el sur de Israel el domingo, horas después de que el ejército israelí matara a un palestino que intentó colocar una bomba en el muro con Gaza.

Hasta el momento nadie se ha responsabilizado del lanzamiento de los cohetes, pero al parecer fue en represalia por la muerte del militante palestino. Los palestinos se enfurecieron porque una excavadora israelí cruzó hasta Gaza y recogió el cadáver del hombre. Lo sucedido también provocó críticas hacia Hamas, los gobernantes del territorio, por no responder. Israel dijo que otro militante palestino fue baleado y herido en el enfrentamiento.

Sonaron las alarmas en todo el sur de Israel y el ejército dijo que al menos 20 cohetes habían sido disparados. No hubo informes de daños o lesiones en el lado israelí, pero fue el bombardeo más importante en varios meses.

Israel y el grupo extremista Yihad Islámica tuvieron una fuerte ronda de combates en noviembre pasado después de que el ejército israelí mató a uno de sus líderes.

Desde entonces, Israel y el grupo más poderoso de Hamas trabajan a través de mediadores egipcios en un cese del fuego informal. Pero la Yihad Islámica intenta todavía lanzar ataques.

La Yihad Islámica dijo que un hombre asesinado en enfrentamientos en la cerca fronteriza era militante.

El domingo, un video aficionado difundido en redes sociales mostró una excavadora israelí cruzando hacia Gaza y luego levantando el cuerpo del militante.

Fawzi Barhoum, portavoz del grupo extremista Hamas, acusó al ejército israelí de abusar del cadáver y dijo que "conlleva las consecuencias del feo crimen".

El ejército dijo que estaba retirando el cuerpo para evitar más peligros a los que estaban a su alrededor.