Cuarentena en norte de Italia tras 2 decesos por coronavirus

CODOGNO, Italia (AP) — Una docena de poblados del norte de Italia realizaron eficazmente un aislamiento preventivo el sábado tras la muerte de dos personas infectadas con el nuevo virus, detectado por primera vez en China, y un creciente número de casos entre gente sin relación directa con el origen del brote en el extranjero.

Los contagios secundarios llevaron a las autoridades de localidades en las regiones norteñas de Lombardía y Véneto a ordenar el cierre de escuelas, negocios y restaurantes, y a cancelar eventos deportivos y misas. El alcalde de Milán, la capital comercial del país y capital regional de Lombardía, decretó el cierre de las oficinas públicas.

Un hombre de 78 años infectado con el virus falleció en Véneto. Un examen forense realizado a una mujer de 77 años en Lombardía arrojó positivo, aunque se desconoce si la enfermedad causada por el virus fue la causa de su muerte.

Cientos de residentes y trabajadores que tuvieron contacto con las 79 personas que dieron positivo al virus en Italia fueron puestos en cuarentena a la espera de los resultados de sus pruebas. Cuadrillas de Protección Civil instalaron un campamento en el exterior de un hospital cerrado en Véneto para examinar al personal médico.

En el pueblo de Codogno, donde uno de los primeros pacientes identificados en la región del norte del país se hallaba en estado crítico, el cierre de supermercados, restaurantes y tiendas convirtieron a la avenida principal prácticamente en un pueblo fantasma. Las pocas personas que estaban en la calle usaban mascarillas, que estaban casi agotadas en las farmacias.

El sábado por la noche, funcionarios de protección civil indicaron que 79 personas habían contraído el virus, entre ellas las dos que fallecieron y una que sanó. De los 76 restantes, 54 se encuentran en Lombardía, 17 en Véneto, dos en Emilia-Romaña, dos en Lazio _una pareja china de Wuhan_ y uno en Piemonte.

Las autoridades de Lombardía informaron que los casos en la región están vinculados de alguna manera con italiano de 38 años que no ha viajado a China, pero se desconoce cómo se infectó. Diez poblados lombardos recibieron órdenes de suspender las actividades y servicios no esenciales.

El presidente regional de Véneto, Luca Zaia, suubrayó el sábado que el contagio muestra que el virus es transmitido como cualquier gripe y que el tratar de precisar una fuente única de los casos o establecer un vínculo con China han dejado de ser más medidas efectivas de contención.

"Uno puede contagiarse de cualquier persona", dijo a los reporteros. "Podemos esperar tener casos de pacientes que no estuvieron en contacto" con supuestos portadores. Si bien el virus no es particularmente letal, lo puede ser para adultos mayores con condiciones subsistentes, aseveró.

El hombre fallecido en Véneto, por ejemplo, no presentaba los principales factores de riesgo para el virus al momento que se le diagnosticó neumonía hace dos semanas: no había viajado a China ni tenido contacto con nadie que lo haya hecho. Por tanto, no fue analizado inicialmente para el virus.

Solamente se le analizó cuando no respondió a los tratamientos convencionales para neumonía y para entonces fue demasiado tarde, afirmó Francesca Russo, jefa de salud para la región de Véneto.

Junto con otras ocho personas infectadas, el hombre que falleció formó un grupo rastreable en su natal Vo'Euganeo, un pueblo de unos 3.300 habitantes. Russo se dijo aliviada de que hasta la fecha, nadie del personal del hospital que lo atendió ha dado positivo a las pruebas.

El asesor del Ministerio de Salud y Asistencia Social de Lombardía, Giulio Gallera, reveló que los casos en la región también conformaban un grupo rastreable, pero los funcionarios continúan buscando dónde se originó.

El primer caso confirmado en Lombardía es el de una persona que se había reunido con un hombre que regresó de China el 21 de enero, pero las pruebas dieron negativo y ha sido descartado como la fuente. Otras personas adquirieron la infección del paciente de 38 años ya sea por medio de contacto con él o en el hospital en Codogno donde recibió tratamiento la primera vez el 18 de febrero.

Más de 250 pruebas fueron concluidas en Lombardía, si bien cientos más están en proceso, entre ellas las de los colegas del hombre en una planta de Unilever cerca de Codogno en la que él trabajaba, detalló Gallera.

Funcionarios nacionales y regionales aprobaron una ordenanza que puso en cuarentena a 10 localidades de Lombardía cercana a Lodi, al sureste de Milán, luego que la región reportó el viernes que el número de infectados allí se cuadriplicó. A título individual, otras ciudades fuera del cordón sanitario, como Cremona, establecieron sus propias restricciones y cancelaron las clases tras confirmar casos.

Las autoridades pidieron calma, pero reconocieron que la situación era alarmante por los contagios secundarios.

Por otra parte, 19 italianos que pasaron más de dos semanas en cuarentena en un crucero en Japón aterrizaron en el aeropuerto militar Pratica di Mare de Roma. Estaban varados en el Diamond Princess desde el 5 de febrero. Tras los primeros chequeos médicos y un proceso de descontaminación, fueron trasladados al campus militar de Cecchignola, donde pasarán aislados otros 14 días.

___

Winfield reportó desde Roma, Bruno desde Codogno. Los periodistas de The Associated Press Colleen Barry y Jill Lawless contribuyeron a este despacho desde Milán y Londres, respectivamente.

MAS NOTICIAS