Unas 100 personas fueron detenidas el sábado en Almaty, la ciudad más grande de Kazajistán, tras el llamamiento a manifestarse de dos grupos de oposición al gobierno de ese país petrolero de Asia central.

Un corresponsal de la AFP vio a agentes de policía arrestar a unos 30 activistas del Partido Democrático, no reconocido por las autoridades, que trataban de llevar a cabo una protesta en Almaty.

"¡Libertad para Mamay!", gritaban los manifestantes, en referencia a Zhanbolat Mamay, cineasta y uno de los líderes del partido, arrestado y condenado el viernes a tres días de detención administrativa por haber hecho este llamamiento a salir a la calle.

La esposa de Zhanbolat Mamay, la periodista Inga Imanbay, que está embarazada, fue una de las activistas que fue arrestada el sábado, pero luego fue liberada.

Según testigos, las fuerzas del orden detuvieron a hasta 70 personas que se dirigían al lugar designado como el lugar de la protesta.

Durante muchos años, el régimen de Kazajistán ha sido objeto de críticas por parte de organizaciones locales e internacionales de defensa de los derechos por su legislación restrictiva en materia de manifestaciones.

dr/rp-cr/sst/phv/mab/es