NUEVA YORK (AP) — Wall Street cerró el jueves en baja tras una vertiginosa jornada de operaciones en la que el S&P 500 descendió de su máximo histórico debido a las preocupaciones sobre el brote viral surgido en China.

El mercado bursátil abrió la sesión con ganancias tras la difusión de nuevos informes sobre la economía estadounidense cuyos datos positivos rebasaron las previsiones, pero se estancó de súbito antes del mediodía. El S&P 500 llegó a bajar hasta 1,3% en un momento dado, los rendimientos de los bonos del Tesoro descendieron y el oro subió de precio antes de que las variaciones se moderaran por la tarde.

Al cierre de las operaciones, el índice S&P 500 redujo sus pérdidas a 12,92 puntos, 0,4%, y terminó en 3.373,12. El promedio industrial Dow Jones se contrajo 128,05 unidades, 0,4%, a 29.219,98, después de precipitarse 388 enteros, mientras que el compuesto Nasdaq bajó 66,21 puntos, 0,7%, a 9.750,96.

Los analistas dijeron no tener clara la causa del comportamiento bursátil, que recordó las súbitas fluctuaciones ocurridas durante el momento más álgido de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, cuando las acciones tuvieron fuertes variaciones tras los tuits del presidente Donald Trump.

“Tenemos un estira y afloja entre la información económica positiva de Estados Unidos y los temores al coronavirus”, dijo Brent Shutte, principal estratega en inversiones de Northwestern Mutual Wealth Management. “Hay un vaivén, casi igual al de la guerra comercial, en la que la gente reaccionaba a los cambios minuto a minuto”.

Los principales indicadores mantuvieron su tendencia alcista durante semanas al consolidarse la creencia entre los inversionistas de que las diversas acciones adoptadas por los bancos centrales y gobiernos en el mundo, incluidas medidas de estímulo, podrían servir para limitar las secuelas económicas derivadas del virus. El banco central de China redujo el jueves su tasa preferencial a un año de 4,15 a 4,05%.

Sin embargo, los detractores aseguran que los indicadores quizá alcanzaron niveles demasiado altos y muy rápido debido a la incertidumbre sobre cuál será el impacto total de la enfermedad COVID-19 sobre la economía global.

El aumento de la precaución hizo subir al oro, que alcanzó su precio más alto desde principios de 2013. Los inversionistas buscaron refugio en los bonos del gobierno estadounidense, lo cual repercutió en los rendimientos de éstos. El del certificado del Tesoro a 10 años bajó a 1,52% desde 1,57% el miércoles.

El petróleo de referencia subió 49 centavos a 53,78 dólares el barril. El crudo Brent subió 19 centavos a 59,31 dólares el barril.

___

Los periodistas de The Associated Press Damian J. Troise y Yuri Kageyama contribuyeron a este despacho.