NUEVA YORK (AP) — La NFL ha dejado el balón de un nuevo contrato en manos de los jugadores.

Los 32 dueños de equipos de la NFL votaron el jueves a favor de “aceptar los términos negociados para un nuevo contrato colectivo de trabajo”.

No están claros los detalles de dicho acuerdo. Los dueños y el comisionado Roger Goodell salieron discretamente de un hotel en Manhattan sin decir nada más que disculpas por no poder emitir declaraciones.

Ahora les corresponde pronunciarse a los jugadores, que tienen una conferencia telefónica el viernes, la cual involucra a su comité ejecutivo y a representantes de los deportistas. La Asociación de Jugadores de la NFL informó el jueves que no emitirá comentarios sobre el acuerdo de la NFL.

Dado que la liga está ansiosa por concretar un nuevo contrato colectivo con los jugadores dentro de las próximas semanas — el pacto vigente expira en marzo de 2021 — representantes de equipos fueron convocados a Nueva York para discutir la propuesta de la NFL.

Entre los temas, según varias personas con conocimiento de las negociaciones pero que hablaron bajo condición de anonimato debido a que no estaban autorizadas a discutir el asunto, se incluyen:

— Un calendario ampliado a 17 partidos de temporada regular, que ha sido desde hace tiempo el obstáculo principal en las negociaciones con el sindicato de jugadores. Se requeriría forzosamente de ampliar el número de jugadores en el roster.

—Una reducción de la pretemporada.

—Un mayor porcentaje de ingresos de la liga para los jugadores; la cifra actual es del 47%.

—Incluso una ampliación de la postemporada, algo que la NFL ha buscado durante varios años.

De hecho, el comisionado Roger Goodell insinuó en 2015 que incrementar a siete el número de equipos clasificados a la postemporada en cada conferencia era algo en lo que ya se trabajaba. Los dueños podían añadir de manera unilateral un equipo comodín en la Conferencia Nacional y otro en la Americana, pero están dispuestos a convertir la medida en parte del nuevo acuerdo colectivo.

También se está sopesando una segunda semana de descanso junto con el 17mo partido, aunque lo más probable es que no se aplique para la campaña de 2020. Sin embargo, la expansión de playoffs bien podría ocurrir la próxima temporada.

El contrato colectivo actual se concretó en 2011 luego de un paro laboral de cuatro meses y medio. Acordar un nuevo pacto antes del inicio del nuevo año de la liga el 18 de marzo podría disparar la activación de varias cláusulas para la siguiente campaña.

Preferentemente, un 17mo partido se jugaría en campos neutrales, y una de las personas con conocimiento de las negociaciones indicó que ello podría incluir sedes fuera de Estados Unidos, como México, Brasil y Europa.