MILÁN (AP) — Frente a casi un tercio de la población de Bérgamo en el San Siro de Milán, Atalanta hizo que el viaje valiera la pena para sus fervorosos seguidores.

Hans Hateboer aportó un doblete para que el Atalanta goleara el miércoles 4-1 al Valencia, en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, con lo cual el club italiano se colocó a punto de prolongar su primera aventura en esta competición.

“Es un gran resultado. Lo hicimos bien. El partido pudo haber terminado con dos goles más para ambos equipos”, consideró el técnico del club italiano, Gian Piero Gasperini. “Una ventaja de tres goles es buena, pero debimos estar más concentrados en la oportunidad que generó el gol de ellos. Eso pudo haberse evitado”

De cualquier modo, Atalanta se impuso con el doblete de Hateboer, así como los tantos de Josip Ilicic y Remo Freuter.

Denis Cheryshev, quien ingresó como suplente, marcó el gol de consolación por el Valencia, que abriga así una ligera esperanza para el cotejo de vuelta, previsto para el 10 de marzo.

Leipzig, otro conjunto que disputa la fase de eliminación directa por primera ocasión, se impuso 1-0 en su visita a Tottenham, en el otro duelo del miércoles dentro de la “Champions”.

Atalanta se clasificó al máximo torneo europeo por primera vez, luego de terminar sorpresivamente en el tercer sitio de la Serie A, la campaña anterior. Y se coló en la siguiente ronda pese a perder sus primeros tres partidos.

Juega en el San Siro sus encuentros de local durante la Champions, dado que su propia casa no satisfizo los requerimientos de la UEFA. Bérgamo tiene una población aproximada de 122.000 personas, y más de 40.000 emprendieron el viaje de 60 kilómetros para asistir al partido.

Atalanta se vio obligado a realizar un cambio de último minuto, luego que el defensa Berat Dijmsiti recibió un golpe durante el calentamiento y tuvo que ser reemplazado en el once inicial por Mattia Caldara.

El equipo de casa comenzó de manera brillante. El argentino Alejandro “Papu” Gómez cobró un tiro libre apenas por encima del travesaño, antes de que Mario Pasalic obligara a que el arquero Jaume Doménech realizara una inteligente atajada por el equipo Ché.

Atalanta rompió el cero a los 16 minutos, cuando Hateboer se deslizó junto al segundo poste para empujar a las redes un centro que Gómez suministró desde la izquierda.

Valencia se desperezó y estuvo cerca de igualar en dos ocasiones, pero fue el Atalanta el que aumentó su ventaja a tres minutos del descanso, cuando Ilicic se sacudió la marca de dos rivales y definió con un tiro al ángulo superior izquierdo.

El equipo italiano dominó desde la reanudación, y Freuler hizo el 3-0 a los 57, mediante un tiro espectacular y combado al ángulo superior derecho.

La escandalera en el estadio se intensificó cinco minutos después, cuando Hateboer corrió casi la mitad del campo antes de disparar frente a Doménech.

Cheryshev sustituyó al portugués Gonçalo Guedes a los 64 y acercó al Valencia dos minutos después, por medio de un tiro rasante.

“No tiene que ser un milagro”, dijo el entrenador del Valencia, Albert Celades, respecto de la vuelta. “Es un resultado muy duro por lo que se ha visto”.