El barco humanitario Ocean Viking socorrió a 92 personas que huían de Libia a bordo de una lancha neumática el miércoles, lo que eleva a 274 el número de rescatados a bordo del buque, anunció la organización no gubernamental europea SOS Mediterráneo que tiene su sede en Marsella (Francia).

El navío ya había localizado y rescatado a 182 personas en total el martes: 84 en la madrugada, de las cuales 21 eran menores no acompañados, y 98 al final del día.

A ello hay que añadir los 92 rescatados el miércoles.

Desde el verano boreal de 2018, la Guardia Costera de Libia se encarga de coordinar los rescates en una vasta "zona de búsqueda y socorro" fuera de sus aguas territoriales, tarea que anteriormente realizaba Italia.

Pero es una misión que Libia, en guerra, es incapaz de llevar a cabo, denuncia SOS Mediterráneo.

La situación es "profundamente preocupante" en Libia, sumida en el caos desde la caída de Muamar Gadafi en 2011, con múltiples violaciones de la cesación del fuego que entró en vigor en enero y del embargo de armas, según las Naciones Unidas

est/mdm/jg/lch/mab/jz/mb