El gobierno de Venezuela entregó este lunes una "nota de protesta" al embajador de Francia en Caracas, Romain Nadal, acusándole de "intromisión" en asuntos internos por recibir al líder opositor Juan Guaidó a su regreso de una gira internacional, anunció la cancillería.

"El embajador Nadal hace un uso abusivo de los privilegios que le otorga el Estado venezolano por su condición de funcionario diplomático" y "su reciente accionar viola las convenciones internacionales sobre usos y costumbres que regulan la convivencia pacífica entre las naciones", indicó un comunicado del Ministerio de Exteriores.

El texto considera que el recibimiento del diplomático al dirigente opositor, reconocido por Francia y medio centenar de países como presidente encargado de Venezuela, responde a "una clara estrategia de provocación, injerencia e intromisión en los asuntos internos".

La carta fue entregada en la sede de la cancillería, en el centro de Caracas, por el viceministro para Europa, Yván Gil.

El pasado viernes, en rueda de prensa ante corresponsales extranjeros, el presidente, Nicolás Maduro, acusó a Nadal de inmiscuirse "gravemente" en asuntos internos.

Maduro dijo que la cancillería evaluaba su respuesta, sin descartar entonces una expulsión, como sucedió en marzo de 2019 con el embajador de Alemania en Venezuela, Daniel Kriener, a quien declaró "persona non grata" por recibir igualmente a Guaidó en el aeropuerto de Maiquetía, que sirve a Caracas.

Kriener retomó su cargo en julio de 2019.

Guaidó regresó al país el pasado 11 de febrero tras una gira de 23 días durante la cual se reunió con los presidentes de Francia, Emmanuel Macron, y de Estados Unidos, Donald Trump, entre otros líderes mundiales.

erc/mbj/gma