La Corte Penal Internacional (CPI) estudia un pedido de Venezuela para investigar como posibles crímenes de lesa humanidad las sanciones de Estados Unidos contra el gobierno de Nicolás Maduro, anunció el lunes la fiscal del tribunal.

Fatou Bensouda indicó en un comunicado que había informado de esta demanda a la presidencia de la CPI, que debe decidir la asignación o no del caso ante una cámara preliminar.

Esta cámara tendrá que decidir luego si se abre un examen preliminar, que podría ser seguido de una investigación.

La CPI, con sede en La Haya, fue creada en 2002 para juzgar los crímenes graves en el mundo, lo que incluye a los de guerra y de lesa humanidad.

El ministro de Relaciones Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, declaró el jueves en La Haya que había interpuesto la demanda de Caracas, de lo que según él es una "guerra económica".

Venezuela "solicita a la fiscal que inicie una investigación por crímenes de lesa humanidad presuntamente cometidos en el territorio de Venezuela, a los fines de determinar si se ha de acusar de la comisión de tales crímenes a una o varias personas determinadas", indicó el lunes Bensouda.

Según las autoridades venezolanas, "la aplicación de medidas coercitivas ilícitas adoptadas unilateralmente por el gobierno de los Estados Unidos de América contra Venezuela, al menos desde el año 2014" constituyen crímenes contra la humanidad.

Washington impuso el año pasado sanciones a la industria petrolera venezolana, principal fuente de divisas del país, y recientemente lo hizo con la aerolínea estatal venezolana, Conviasa.

Estados Unidos no integra la CPI, pero ésta puede reclamar jurisdicción sobre cuestiones que afecten a personas de los Estados miembros, como es el caso de Venezuela.

cvo/fjb/es/jvb