CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Alumnos de magisterio de una escuela rural del estado de Chiapas, en el sur de México, protagonizaron un choque el domingo con fuerzas de seguridad, dejando un saldo de ocho heridos: dos policías, tres estudiantes, dos madres y una 3 de tres años.

La fiscalía estatal indicó en un comunicado que ya investiga lo ocurrido durante los actos de protesta en la entrada de la Normal Rural de Mactumactza, en Tuxtla Gutiérrez, capital de Chiapas, una escuela que este domingo recibía la visita de familiares de los 43 estudiantes desaparecidos en 2014 en el estado de Guerrero.

Estudiantes y la policía dieron versiones contradictorias de lo ocurrido.

Según la Secretaría de Seguridad Pública, agentes antimotines despejaron un bloqueo carretero protagonizado por los alumnos, que agredieron a dos agentes, vandalizaron una patrulla y lanzaron bombas incendiarias, cohetones y piedras a los uniformados.

La ONG Tlachinollan, portavoz de los padres de los 43 estudiantes desaparecidos, indicó que los actos de protesta _ previstos para el domingo por la tarde _ aún no habían comenzado y que un gran contingente de policías estatales se ubicó en la puerta de la escuela y comenzó a lanzar gases lacrimógenos a los alumnos “sin explicación válida alguna”.

La organización informó de seis lesionados: tres estudiantes, dos mujeres y la menor. Dos de los jóvenes, uno de la escuela de Ayotzinapa, tenían heridas graves por el impacto de cartuchos de gases lacrimógenos, agregó Tlachinollan en la nota de prensa.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos condenó los actos de violencia y calificó como represiva la actuación policial. “No existe cabida a ninguna expresión que atente en contra del derecho a la libre expresión y menos si se ejercen métodos violentos y de represión”, indicó en un comunicado.

Añadió que, aunque la comisión estatal inició una queja de oficio, ellos estarán pendientes de la investigación.

Héctor Astudillo, gobernador de Guerrero, donde desaparecieron los 43 estudiantes, también reprobó vía Twitter las agresiones ocurridas en Chiapas.

Los estudiantes de magisterio de las escuelas rurales han protagonizado multitud de bloqueos y protestas con distintas exigencias a lo largo de los últimos años, entre ellas que se conozca el paradero de los 43 desaparecidos y se haga justicia en el caso.