Litigio con Chile por aguas fronterizas irrumpe en la agenda electoral de Bolivia

La disputa por el uso de aguas fronterizas entre Bolivia y Chile ingreso en la campaña electoral boliviana con acusaciones mutuas entre el gobierno de transición de Jeanine Áñez, y el Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido del expresidente Evo Morales.

MAS calificó de "prochilena" a la cancillería de Áñez, mientras que el gobierno de transición criticó la política exterior de su antecesor.

La polémica es en torno a la demanda que Chile entabló en 2016 contra Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) pidiendo que declarara al Silala como un río internacional, para que pudiera ser usado en ambos lados de la frontera.

Sin embargo, en 2018 Bolivia hizo una contrademanda alegando que se trata de aguas de un manantial que fueron canalizadas artificialmente hacia territorio vecino.

La canciller del gobierno transitorio de Jeanine Áñez (derecha), Karen Longaric, acusó el viernes al gobierno de Evo Morales de haber actuado en contrarruta a la posición nacional, al reconocer ante la CIJ que parte del Silala constituye "un curso de agua internacional".

En respuesta, el partido de Morales la convocó a comparecer en una fecha sin precisar ante el Congreso y la tildó de "prochilena".

Longaric reprochó en otro tuit al gobierno de Morales que haya perdido el otro diferendo que Bolivia tiene con Chile relacionado con la salida al mar que también se disputó ante CIJ. La corte falló en 2018 que Chile no tiene obligación de negociar una salida al mar perdida en 1879.

"Nunca debió haber interpuesto" la demanda dijo Longaric, y aceptó comparecer ante el Congreso donde, dijo, explicaré "las consecuencias de la improvisada política exterior del MAS".

El responsable boliviano en el litigio internacional, el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé -que renunció a su cargo al asumir Áñez- llamó a su vez a Longaric a "evitar especulación y su manejo electoral. Es un tema de Estado", le recordó.

El gobierno de Áñez, que a la vez es candidata a la presidencia en las elecciones de mayo, ha desatado una fuerte arremetida contra dirigentes del MAS, que lidera los sondeos de opinión con 26% frente al 12% de la mandataria.

Por su parte el presidente de Chile, Sebastián Piñera, tuiteó desde Santiago que Bolivia "reconoció" que el Silala "es un río internacional (que fluye naturalmente hacia nuestro país (..) es una buena noticia para Chile y nos permite avanzar hacia un uso racional y equitativo de las aguas del Río Silala".

El juicio en la CIJ sigue en curso y dará lugar en fecha a definir a los alegatos orales.

La disputa por el enclaustramiento marítimo boliviano, llevó a estas dos naciones a romper relaciones diplomáticas en 1978, tras una frustrada negociación para resolver el problema.

rb/lp