El presidente peruano, Martín Vizcarra, nombró este jueves a cuatro nuevos ministros, entre ellos dos que sustituyen a colaboradores salpicados por el escándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

El popular mandatario tomó juramento a los nuevos titulares de las carteras de Transportes, Educación, Energía y Justicia, cuatro meses después de haber reorganizado su gabinete tras disolver el Congreso dominado por la oposición y convocar nuevos comicios legislativos.

Los nuevos ministros son Carlos Eduardo Lozada, en Transportes; Susana Vilca, en Energía; Carlos Benavides, en Educación y Fernando Castañeda, en Justicia.

Las renuncias de los ministros de Justicia, Ana Teresa Revilla, y de Energía, Juan Carlos Liu, están ligadas al caso de Odebrecht.

Liu dimitió el lunes después de que trascendiera que había prestado asesorías a Odebrecht, la compañía que protagonizó un escándalo de pagos ilegales a políticos que salpica a cuatro expresidentes peruanos.

Por su parte, Revilla dimitió este jueves después de que Lui afirmara que ella había gestionado una entrevista suya con un procurador (abogado que representa al Estado peruano) y directivos de Odebrecht.

La polémica reunión tuvo lugar un mes antes de que la constructora brasileña, que ahora colabora con la fiscalía peruana, llevara a Perú ante el Centro Internacional de Arreglos de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), un organismo del Banco Mundial que dirime controversias comerciales, para obtener una millonaria indemnización por el contrato de un gasoducto cancelado hace tres años.

Por su parte, el renunciado titular de Transportes, Edmer Trujillo, está bajo la lupa de la fiscalía por supuestos actos irregulares en la construcción de un hospital en la región sureña de Moquegua en 2014, cuando era jefe regional de infraestructura y Vizcarra era el gobernador.

La titular de Educación, Flor Pablo, renunció por razones personales, según medios locales.

Vizcarra, muy popular en los sondeos por su cruzada contra la corrupción, pierde en promedio un ministro cada 22 días desde que asumió el poder hace casi dos años, según medios locales.

fj/cm/gma