El banco central de México recortó este jueves en 25 puntos base a 7% su tasa de interés de referencia en la quinta reducción consecutiva en medio de un estancamiento de la economía.

"La actividad económica en México se ha mantenido estancada por varios trimestres y con debilidad generalizada en los componentes de la demanda agregada", destacó Banco de México (central) en su comunicado de política monetaria.

La Junta de Gobierno del banco decidió el recorte "por unanimidad", aún cuando la inflación mostró un repunte en enero pasado, cuando alcanzó una tasa anual de 3,24%, su mayor nivel en seis meses.

La institución anticipó que, de acuerdo con información actualizada, el crecimiento de la economía este año será "menor" a lo que había estimado en su informe trimestral de finales de noviembre, cuando redujo su pronóstico para el Producto Interno Bruto (PIB) a un rango de entre 0,8 y 1,8%.

La economía de México cayó 0,1% en 2019, según cifras oficiales preliminares, anotando su primera contracción en una década. El dato representó un balde de agua fría para el gobierno del izquierdista Andrés Manuel López Obrador, que había prometido un alza anual del 2%.

El mandatario confía además en que el PIB crezca a un promedio del 4% anual durante su mandato de seis años, pero la meta resulta ahora improbable, según la opinión de expertos.

En cuanto a la inflación, cuyo control es el mandato constitucional de Banco de México, la institución espera una aceleración, a juzgar por el comportamiento de los factores que inciden en los precios, detalló el comunicado.

"Se estima que las inflaciones general y subyacente serán moderadamente superiores a los pronósticos presentados en el último Informe Trimestral", indicó Banco de México.

nc/jla/gm