El Deportivo Cali venció 2-1 en casa a River Plate de Paraguay, que se estrenó internacionalmente en el juego de ida de la primera fase que disputó este martes por la Copa Sudamericana 2020.

En el estadio Palmaseca de la ciudad de Palmira (suroeste), el elenco verdiblanco se impuso con goles de Jhon Vásquez (5) y Jesús Arrieta (39).

Pero los guaraníes no bajaron los brazos y redujeron la diferencia por medio del 'loco' Dionicio Pérez a los 77.

El River paraguayo tendrá la revancha el 25 de febrero en Asunción, donde podría ensanchar su modesta historia con una clasificación a la segunda fase.

Con mucha garra, el equipo visitante tuvo el mérito de medirse de tú a tú con el favorito colombiano y quedar con opciones de cara al cruce definitivo.

"Intentamos buscar el empate, pero bueno, (este resultado) deja la llave abierta para que en Asunción podamos salir a buscar, ganar, y conseguir la clasificación", dijo el defensa uruguayo Álvaro 'Palito' Pereira al canal DirecTV.

- Garra premiada -

Apenas iniciado el juego, el defensa local Darwin Andrade recibió una pelota desde el costado izquierdo y tuvo todo el tiempo necesario para levantar la cabeza y depositar un centro a la cabeza de Vásquez, para vencer al arquero Pablo Gavilán.

Los paraguayos lucharon en el medio campo con su habitual garra hasta hacer dudar a los azucareros.

Una salida en falso del veterano cancerbero David González, a los 13, hizo incluso pasar un escalofrío en los pocos aficionados presentes en el estadio.

Pero a medida que fueron avanzando los minutos, los caleños comenzaron a dominar el balón y multiplicar los gestos técnicos.

El segundo gol vino en una proyección desde la banda derecha, que encontró bien ubicado al capitán Juan Camilo Angulo.

Prácticamente sin marca, el colombiano giró sobre su eje y soltó un centro para Arrieta entre los despistados zagueros de River Plate. Con este gol, los actores volvieron al vestuario.

Junto con los contraataques, la mejor acción de los locales en el segundo tiempo vino de una pared entre Deiber Caicedo y Andrés Colorado. Caicedo controló, combinó y soltó un remate que venció al guardameta.

Sin embargo, la pelota se estrelló con el poste derecho.

Luego, los protegidos del uruguayo Alfredo Arias no supieran rematar un partido controlado y eso les salió caro.

En una pelota parada, sin aparente peligro, el River Plate encontró el descuento. El arquero González chocó con su defensa, lo que benefició al recién ingresado Pérez. El delantero guaraní no dudó en rematar con fuerza ese inesperado regalo al arco.

De regreso a la primera división paraguaya luego de 22 años, El Kelito atacó y presionó como si estuviera en casa para su debut en Sudamericana, y terminó siendo recompensado por su valentía frente a un rival acostumbrado a las justas internacionales.

dl/vel/cl