VARSOVIA (AP) — Miles de polacos se manifestaron el sábado en Varsovia para mostrar su apoyo al gobierno de derecha, que está en proceso de completar una reforma casi total del sistema de justicia para ponerlo bajo su control.

Quienes se manifestaron frente al Tribunal Constitucional describieron los cambios legislativos como una cuestión de soberanía nacional. Instaron al gobierno a que no retroceda en su enfrentamiento con la Unión Europea, que ha criticado duramente la reforma judicial.

La manifestación se produjo cuatro días después de que el presidente Andrzej Duda, alineado con el partido gobernante, promulgó leyes muy criticadas que otorgan a los políticos el poder de multar y despedir a jueces cuyas acciones y decisiones consideran perjudiciales.

También se produce mientras Polonia se prepara para una posible sanción de parte del bloque europeo de 27 miembros. Citando a funcionarios europeos no identificados, el diario Rzeczpospolita informó el sábado que Polonia podría enfrentar multas por 2 millones de euros por día si no revoca esa legislación.

Esa ley se produce después de más de cuatro años de cambios en el sistema judicial realizados por el partido gobernante Ley y Justicia.

La UE y muchos jueces polacos dicen que los cambios violan la separación de poderes, que es esencial en una democracia.

En la manifestación hubo oradores que dijeron que la nueva legislación es necesaria para limpiar lo que denunciaron como una "casta" corrupta de jueces que trabajaban desde la época comunista.

El líder del partido Jaroslaw Kaczynski envió una carta a otro mitin político diferente, en la que recordó cómo su partido ganó las elecciones nacionales en 2015 y de nuevo en 2019 con promesas de reformar el poder judicial, reclamando un "fuerte mandato para actuar".

"No se puede hablar de una Polonia justa sin un funcionamiento adecuado del sistema judicial", dijo Kaczynski. "Seguiremos reformando el sistema judicial porque eso es lo que la república necesita".