Un muerto y 157 heridos dejó el miércoles el espectacular accidente de un avión que al aterrizar en un aeropuerto de la ciudad turca de Estambul se salió de la pista y quedó partido en tres pedazos.