"Muy deprimente": el Brexit no encuentra apoyos en un ferry entre Calais y Dover

En un ferry que atraviesa el Canal de la Mancha desde Calais a Dover, el momento de la dramática salida de Gran Bretaña de la Unión Europea llegó sin mayores problemas.

No hubo celebraciones entre los pasajeros cuando el reloj dio la medianoche en uno de los últimos navíos que salieron del continente europeo antes del Brexit. Solamente tristeza y bastante enojo.

"Es muy deprimente lo que está sucediendo hoy", dijo Alessio Bortone, un italiano que ha vivido en Gran Bretaña durante 10 años.

Este hombre de 42 años tiene una esposa británica y sus hijos tienen dos pasaportes. Su trabajo como ingeniero de software lo lleva regularmente al continente.

"Acabo de cruzar esta tarde cuatro fronteras, desde Alemania, Holanda, Bélgica y Francia. Eso es lo que construimos como europeos", dijo a la AFP mientras abordaba el ferry para llevarlo a la casa adoptiva que ahora ve con decepción.

Después de vivir y trabajar en el Reino Unido durante una década y tener allí una casa, ahora tiene que solicitar un permiso de residencia, y su esposa busca la ciudadanía italiana para tener un pasaporte europeo.

"Estoy pagando por un derecho que ya tenía... Es un enorme papeleo que no era necesario, muchos gastos y tiempo que tenemos que dilapidar por nada realmente ... Es insensato".

Para Bortone y otros, el viaje de 42 kilómetros a través del Canal de la Mancha pareció más largo de lo habitual y el cruce de 90 minutos pareció más lento mientras navío 'Cote des Dunes' se alejó de Europa hacia el ahora separado Reino Unido.

- "Idiotas" -

En el referéndum de 2016 "mis padres votaron por irse de la UE. Son apenas unos idiotas", dijo el estudiante británico de 22 años Jamie Cunningham, sacudiendo la cabeza.

"Para mí, no parece que valga la pena el riesgo", dijo el mochilero a la AFP en el puerto de Calais, en el noroeste de Francia, antes de embarcar rumbo a Nottingham al final de unas vacaciones europeas para esquiar.

"Afecta personalmente a mucha gente ... Hay mucha gente trabajando en Europa, en el Reino Unido, que en realidad no saben lo que va a pasar", comentó.

Viajero ávido, se siente engañado y teme que el bloque de la UE y el Reino Unido no puedan llegar a un acuerdo sobre las reglas de viaje sin restricciones.

"No me gustaría solicitar una visa, no me gustaría pagar por una visa, obviamente, cada vez que quiera subirme a un ferry, subirme a un vuelo", añadió.

Para el rumano Edward Maren, un obrero fabril de 24 años que trabajó en Gran Bretaña desde 2013, fue un día triste. "No lo sé... quieren estar solos", dijo encogiéndose de hombros en una mesa con varios amigos rumanos.

- "Una idea estúpida" -

"Muchos de los trabajadores en el Reino Unido son extranjeros, y si dejan de darles la bienvenida no sé si el Reino Unido irá hacia arriba o hacia abajo", comentó.

"No tengo ningún problema para entrar y salir del Reino Unido, pero hay personas que persiguen algo mejor para su vida, más dinero, una vida mejor, y [para ellos] será bastante difícil", apuntó.

Los países de Europa, dijo Maren, "deberían ayudarse unos a otros, no cerrarse sobre sí mismos".

El alemán Nick Schunke, de 37 años, fue contundente en su malestar: "Es una idea estúpida", dijo a la AFP a bordo del ferry.

"El Reino Unido tiene una economía estable con el resto de la UE y ahora rompen esos lazos apenas para volver a estar solos o para tener acuerdos con Estados Unidos", expresó.

Schunke, quien tiene una novia británica, dijo que no esperaba que el Brexit lo afectara personalmente, excepto "cuando necesito un pasaporte para viajar".

Ninguno de los pasajeros del ferry abordado por la AFP aprobó el Brexit, el demorado divorcio que puso fin a la membresía británica de 47 años de la unión política y económica más grande del mundo.

"Estoy muy triste por mis amigos británicos", agregó Bortone, quien dijo que su salida final antes del Brexit del continente europeo fue "muy emotiva". "Estoy seguro ... algún día volverán. Eso espero", añadió

mlr/ahg

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos