Unos 600 ciudadanos europeos pidieron ser repatriados de China por el brote del nuevo coronavirus, anunció este miércoles la Comisión Europea, que pidió "calma" y "paciencia".

"Hay un cierto número de ciudadanos europeos en China que querrían abandonar el país. La cifra actual es de unos 600 y no pueden hacerlo por el momento", explicó Janez Lenarcic, el comisario europeo de Gestión de Crisis.

Los ciudadanos interesados son oriundos de España, Austria, Bélgica, Bulgaria, Alemania, Finlandia, Francia, Italia, Letonia, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumanía y el Reino Unido, precisó el comisario.

Bruselas activó el martes el Mecanismo de Protección Civil a petición de Francia para coordinar las repatriaciones desde Wuhan, epicentro de la epidemia, y cofinanciará los gastos de transporte.

Frente a una "operación compleja", que por el momento prevé el envío de dos aviones, Lenarcic llamó a "la calma y a la paciencia". Ocho casos del nuevo coronavirus se han confirmado en Europa: cuatro en Alemania y cuatro en Francia.

mla-tjc/mb