29 ene (Reuters) - Johnson & Johnson se sumó el miércoles a los fabricantes de medicamentos que están trabajando en el desarrollo de una vacuna para un nuevo coronavirus que ya ha matado a más de 100 personas en China, mientras las autoridades sanitarias intentan contener el brote.

J&J dijo que su programa de vacuna usaría las mismas tecnologías de su vacuna experimental contra el ébola, que actualmente se administra en la República Democrática del Congo y Ruanda.

La semana pasada, tres equipos de investigación independientes respaldados por una coalición global para combatir enfermedades epidémicas dijeron que comenzarán a trabajar en el desarrollo de vacunas contra el nuevo coronavirus.

La investigación será realizada por los desarrolladores de medicamentos Moderna, Inovio Pharma y un equipo de la Universidad de Queensland de Australia.

Gilead Sciences dijo la semana pasada que estaba evaluando si su tratamiento experimental contra el Ébola podría usarse contra el coronavirus.

J&J también dijo que había donado su medicamento contra el VIH Prezcobix a China para que se use en la investigación de una solución contra el brote.

Las infecciones por coronavirus pueden provocar enfermedades respiratorias, algunas de las cuales pueden ser graves y mortales, como el síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SARS).

(Reporte de Manas Mishra en Bengaluru; Editado en español por Javier López de Lérida)