TALLAHASSEE, Florida, EE.UU. (AP) — El estado de Florida está pidiendo a un tribunal de apelaciones de Estados Unidos anular un fallo que permite a algunos delincuentes pobres recuperar el derecho a voto aunque deban multas y tengan otras deudas legales.

Los republicanos de Florida _un campo de batalla tradicional en las elecciones _ encabezados por el gobernador Ron DeSantis, argumentan que sólo se debería permitir votar a los delincuentes que han cumplido todas las condiciones de sus sentencias. Él y los legisladores republicanos dicen que, para recuperar el derecho al voto, los delincuentes no sólo deben cumplir con su sentencia, sino también pagar todas las multas y otras obligaciones financieras legales.

El caso ante el Tribunal de Apelaciones del 11º Circuito de Estados Unidos, con sede en Atlanta, podría ser clave porque a veces márgenes muy pequeños han definido las contiendas electorales en Florida.

"La respuesta de esta Corte a esa pregunta tendrá efectos de largo alcance, ya que determinará si el estado debe cumplir con la orden judicial en las próximas elecciones de importancia nacional, estatal y local en 2020", dijo el caso presentado por el estado de Florida.

El punto focal ante el tribunal de apelaciones es la Enmienda 4, una medida aprobada por los votantes en 2018 que permitió a los delincuentes recuperar el derecho a votar antes de las primarias del 17 de marzo y la crucial votación presidencial de noviembre.

En respuesta, los republicanos aprobaron una medida, promulgada por DeSantis, según la cual los excarcelados deben pagar todas sus multas y deudas antes de poder votar.

Los grupos que defienden el derecho de voto inmediatamente interpusieron una queja judicial para que se permita temporalmente a los delincuentes continuar registrándose para sufragar hasta que los méritos de la ley puedan ser juzgados por completo. Se espera que el juicio inicie en abril.