La metrópolis de Shantou, en el sur de China, renunció el domingo a bloquear sur accesos, tras haber sido la primera ciudad del país a anunciar estas medidas fuera del epicentro de la epidemia del coronavirus.

En un comunicado, la ciudad, de 5,6 millones y situada a más de mil kilómetros de Wuhan donde irrumpió el letal virus, precisó que suspenderá sus transportes públicos de forma temporal para desinfectarlos, pero que no prohibirá el acceso a los vehículos y las personas procedentes del exterior.

bar/phv/es