El primer ministro holandés, Mark Rutte, presentó este domingo por primera vez sus disculpas en nombre del gobierno por la persecución en Holanda a los judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

"Ahora que los últimos sobrevivientes están aún con nosotros, presento hoy mis disculpas en nombre del gobierno por la acción de las autoridades de la época", afirmó Rutte.

El jefe de gobierno habló durante un homenaje nacional a las víctimas del Holocausto, en vísperas del 75º aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz por el Ejército Rojo soviético, el 27 de enero de 1945.

Es la primera vez que el gobierno presenta sus excusas por la persecución a los judíos en Holanda y su masiva deportación.

De los 140.000 judíos que vivían en el país, 102.000 no lograron sobrevivir.

"Nuestras instituciones gubernamentales no actuaron como guardianes de la justicia y de la seguridad", declaró este domingo Rutte, y añadió que "demasiados funcionarios ejecutaron las órdenes del ocupante" alemán.

cvo/cf/me/age